• De ahí que el pacto PP-PSOE para esta Cumbre Europea no haya sido nada difícil.
  • Medidas concretas propuestas: plan contra el paro juvenil con un fondo de 6.000 millones de euros de los que España espera percibir entre 1.500 y 2.000 millones.
  • Crédito a pymes: posible plan de inversiones para luchar contra la escasez de crédito a las empresas en países como España.
  • Unión bancaria: Merkel no la quiere y menos en este momento previo electoral en Alemania.
  • Acuerdo sobre rescates bancarios: se garantizan los depósitos de 100.000 euros y la ayuda del MEDE es indirecta a través de los Estados.
Este jueves y viernes tiene lugar el Consejo Europeo de jefes de Gobierno de la UE. La motivación, como siempre, es fundamentalmente económica. De hecho, los asuntos principales que se van a tratar son el paro juvenil, el crédito a las pymes, la unión bancaria y la 'austeridad'.

Se prevé que el Consejo opte por una austeridad más suave, pero todavía nada radical al estilo japonés o estadounidense. Y es que la UE sigue dominada por Alemania, país encabezonado con el desendeudamiento, la austeridad y las reformas estructurales.

Uno de los principales oponentes al estilo alemán es España, empeñada en empezar a adoptar ya medidas de estímulo, empeño en el que ha buscado el apoyo de Italia y de Francia. En cualquier caso, parece como que el presidente español, Mariano Rajoy (en la imagen), ha hecho suya la idea socialista de que el trabajo se crea por decreto, mediante subvenciones al sector privado o mediante obra pública. De ahí que el pacto PP-PSOE para esta cumbre europea no haya sido nada difícil.

Yendo a medidas concretas de estímulo -nada del otro mundo, por otra parte- se espera un plan contra el paro juvenil mediante un fondo de 6.000 millones de euros para el periodo 2014-2020 aprobado en febrero. España espera percibir entre 1.500 y 2.000 millones.

Respecto el crédito a pymes, el Consejo Europeo lanzará un "plan de inversiones" para paliar la sequía de crédito a las empresas en Estados como España. El borrador de conclusiones no presenta cifras, aunque los documentos de la Comisión y el BEI hablan de movilizar hasta 100.000 millones de euros.

Y en cuanto a la unión bancaria, Merkel no la quiere y menos en este momento previo electoral en Alemania. España opina que es vital para normalizar la financiación de las empresas españolas porque estas pagan mucho más por financiarse que, por ejemplo, las alemanas. Pero..., ¿quién manda en la UE

Po cierto, lo que sí se ha aprobado ya en la Cumbre Europea es un acuerdo sobre los rescates bancarios: serán los accionistas y acreedores de la entidad los que costeen el rescate si bien se deja cierta flexibilidad desde ahí. Se garantizan los depósitos de 100.000 euros y la ayuda del MEDE es indirecta a través de los Estados.

Además, las nuevas normas para que sean los acreedores y no los contribuyentes los que paguen en futuras crisis bancarias entrarán en vigor en 2018 para dar tiempo a las entidades a adaptarse y no en 2015 como reclamaban el Banco Central Europeo (BCE) y países como Alemania y Holanda, según el acuerdo alcanzado este jueves por el Ecofin.

Andrés Velázquez
[email protected]om