• La entidad intentará adelantarla a 2015.
  • Fue el único banco del FROB al que no se refirió de manera individual Fernando Restoy durante su comparecencia en el Congreso.
  • A diferencia de Novagalicia y de Catalunya Banc, BMN no tendrá que desaparecer pese a estar controlada por el Estado en un 65%.
  • La entidad está convencida de que devolverá toda la ayuda pública recibida: unos 1.700 millones de euros.
  • De momento, según los sindicatos, planea un ERE en BMN Mediación, su mediador de banca seguros.

El futuro de Banco Mare Nostrum (BMN), resultante de la fusión de CajaMurcia, CajaGranada, Caixa Penedés y Sa Nostra, está muy claro, al menos para su presidente, Carlos Egea (en la imagen). La entidad no contempla ninguna fusión ni el hecho de ser absorbida por otra más grande. Como recordarán, en su día estuvo negociando una fusión con el Banco Popular, negociaciones que llegaron a estar muy avanzadas, pero que las necesidades de capital de ambos bancos echaron atrás.

Así, el único plan de futuro es la salida a bolsa. La entidad asegura que lo hará antes del plazo previsto, esto es, antes de 2017. El banco trabaja para adelantarla a 2015.

Se da la circunstancia de que BMN es la única entidad a la que no hizo referencia de manera individual el presidente del FROB, Fernando Restoy, el pasado miércoles 5 de febrero, en su comparecencia 'en sede parlamentaria'. No dejó de sorprender que Restoy hablara, por ejemplo, del proceso de fusión de Banco Ceiss en Unicaja, o de la Caja Rural Comarcal de Mota del Cuervo -con todos mis respetos a Mota del Cuervo- y no dijera ni una palabra sobre BMN.

Además, a ninguno de los grupos políticos se les ocurrió preguntar nada sobre una entidad que ha recibido trato de favor por parte de Economía. Entre otras cosas, no tendrá que desaparecer como NCG o Catalunya Banc y el presidente Egea no ha tenido que abandonar el cargo, como sí ocurrió en las dos mencionadas y en Bankia. No olviden que el ministro Luis de Guindos fue consejero del banco.

En cualquier caso, la entidad está convencida de que la salida a bolsa le permitirá devolver íntegramente los 1.700 millones de euros de ayudas públicas que ha recibido hasta el momento.

De momento, el sindicato Comfia-CCOO ha informado que BMN Mediación -el mediador de BMN en banca seguros- planea un ERE que afectará a los tres centros que la compañía tiene en Granada, Vilafranca del Penedés y Palma de Mallorca. En total, BMN Mediación da trabajo a unas 100 personas.

Pablo Ferrer

[email protected]