• O, lo que es lo mismo, entre el presidente, José Manuel, y el vicepresidente, Juan Ignacio.
  • El consenso de los analistas estima que la reforma energética del Gobierno podría tener un impacto negativo en el grupo de 1.900 millones de euros.
  • Además, la actitud rígida de José Manuel le ha llevado a tan siguiera querer pactar la salida de ATLL, a pesar de que Agbar le prometió una prima del 20%.
  • Juancho critica el modelo de negocio implantado por su primo José Manuel y le exige vender activos, volver al sector de la construcción… y la presidencia de la compañía.
  • Carlos Espinosa de los Monteros, consejero de Acciona, está intentando mediar, no sólo entre las familias, sino ante el Gobierno. Por lo que se ve, con poco éxito.

Menudo lío hay montado en la cúpula de Acciona, una de las empresas familiares más importantes de España. Para entenderlo, hay que echar un vistazo al consejo de administración, donde, además de personas 'ilustres' como, por ejemplo, Sol Daurella, presidenta de Coca-Cola Iberian Partners, o Jaime Castellanos, ex presidente y ex Ceo de Recoletos Grupo de Comunicación, hay cuatro miembros de la familia Entrecanales: dos Entrecanales Domecq y dos Entrecanales Franco.

Para ir centrando el asunto: la rama Domecq está representada por José Manuel, presidente del grupo (en la imagen), y su hermano Daniel, consejero dominical. Por el lado Franco están Juan Ignacio (Juancho), vicepresidente de la compañía, y su hermano Javier, consejero dominical.

Las dos ramas se llevan francamente mal. Miren, José Manuel siempre ha sido más de izquierdas, por supuesto progresista, amigo de Cebrián y de Cospedal. Como recordarán Acciona dio uno de los pelotazos empresariales más sonados de la historia reciente de España con al operación sobre Endesa, con Zapatero en La Moncloa. Desde entonces, año 2009, una de las actividades más importantes de Acciona es la energía verde.

Modelo de negocio que no aprueba su primo Juancho, más ligado al mundo de la construcción. En el terreno personal, las diferencias también son grandes. A José Manuel le encanta aparecer en los medios. A Juancho, sin embargo, no le hace ninguna gracia. Además, se siente más próximo al PP que al PSOE y es muy amigo del Príncipe Felipe.

En el terreno empresarial, el futuro de Acciona presenta más sombras que luces. Sin ir más lejos, este miércoles hemos conocido que la reforma energética del ministro Soria podría tener un impacto negativo de 1.900 millones de euros en las cuentas de la compañía de 2013, sólo por ajustar su cartera eólica, según el consenso de los analistas.

Pero hay más frentes abiertos como, por ejemplo, el de Aigües Ter Llobregat. La actitud rígida de José Manuel le ha llevado a tan siquiera plantearse la salida de la compañía de ATLL a pesar de que Agbar le prometió una prima del 20%.

Como pueden imaginar, Juancho no aprueba este modelo de negocio. Lo que quiere el vicepresidente es volver al sector de la construcción, vender activos y, mucho más importante, la presidencia del grupo.

Uno de los que está intentando mediar, no sólo entre los primos Entrecanales sino, sobre todo, ante el Ejecutivo de Mariano Rajoy, es Carlos Espinosa de los Monteros, a la sazón Alto Comisionado del Gobierno para la marca España y, al mismo tiempo, consejero independiente de Acciona. Sin embargo, y visto lo visto hasta el momento, no parece que haya tenido mucho éxito.

Miriam Prat

[email protected]