La mayor naviera del mundo inicia sus desinversiones en energía con 6.345 millones bajo el brazo. Maersk ya saca tajada de su plan para centrarse en transporte, pues su petrolera, Moller-Maersk, ha subido un 5% en bolsa tras ser comprada por la francesa Total. Así, la mayor naviera del mundo ha iniciado sus desinversiones en energía con 6.345 millones de euros bajo el brazo. Esta es la cifra (en acciones y en deuda a corto plazo) que ha puesto Total encima de la mesa para hacerse con el activo. Una transacción que "representa una oportunidad excepcional para Total de adquirir una compañía de activos de alta calidad", ha dicho Patrick Pouyanne, presidente y Ceo de la petrolera francesa, que ahora será la segunda mayor operadora del Mar del Norte. Además, como parte del acuerdo, la petrolera francesa dará a la naviera danesa el 3,75% de su capital social y un asiento en su consejo de administración. Cristina Martín [email protected]