• Méndez de Vigo presume del proyecto anunciado por Rajoy, que llega en una "ocasión propicia": crecimiento económico y creación de empleo.
  • Pero se moja poco en su financiación: dependerá del "presupuesto del Ministerio de Cultura".
  • Y por tanto, de los PGE: Gobierno y PP tiran de las orejas a la oposición para que salgan adelante los de 2018.
  • Claro que la bajada del IVA del cine también depende de si hay o no Presupuestos.
  • La oposición quiere que se tenga más en cuenta a Hispanoamérica y se defienda más el euskera y el catalán.
No hay dinero para el español global es el resumen de lo que este martes ha sucedido en la Comisión de Cultura en el Congreso, donde el ministro del ramo, Íñigo Méndez de Vigo (en la imagen), ha presumido del programa 'El español, lengua global', que hace unas semanas presentó Mariano Rajoy. Y es que considera que llega en una "ocasión propicia", pues hay crecimiento económico y creación de empleo. A pesar de que Méndez de Vigo considera que el español es "nuestro mejor embajador" y "un activo a proyectar", se ha mojado poco en cuanto a la financiación… Dependerá del "presupuesto del Ministerio de Cultura". Por tanto, de los PGE: Gobierno y PP han tirado de las orejas a la oposición para que salgan adelante los de 2018. Claro que Méndez de Vigo no ha perdido la oportunidad de lanzarles un anzuelo en lo que respecta al IVA del cine: "bajará del 21% al 10% en los próximos Presupuestos". Los partidos de la oposición no sólo han criticado que no se hablara de financiación. También quieren que se tenga más en cuenta a Hispanoamérica ("los españoles sólo representamos el 10% de los hispanohablantes") y se defienda más a las lenguas cooficiales, sobre todo, al euskera y al catalán. Méndez de Vigo ha anunciado que el programa tendrá tres dimensiones (producto, soporte y mercado). En la primera, se busca revalorizar y expandir el español como segunda lengua de comunicación global. La segunda pretende lograr que el español sea lengua de programación, compitiendo con el inglés, algo que parece demasiado ambicioso. Y por último, una política de Estado que promueva la cultura de España y que se declare 2019 como Año Internacional del Español. Cristina Martín [email protected]