• El País y El Mundo 'regalan' su primera página a los chinos de Huawei…
  • A cambio de dinero contante y sonante, claro está.
  • Pero no es la primera vez que pasa: Banco Santander y Coca-Cola también compraron portadas.
  • Esto refleja el dilema de la prensa vegetal: la publicidad ya no vende y va a menos. Encima, en Internet la información es gratis y no hay manera de cobrar por ella.
Este jueves, ha habido sorpresa en los quioscos, pues los dos periódicos más vendidos de España han vendido su portada, relegando las noticias a la página 3. En concreto, El País y El Mundo han 'regalado' la portada a los chinos de Huawei. A cambio de dinero contante y sonante, claro está. Y todo para que la multinacional china de alta tecnología luzca su nuevo teléfono móvil, el Huawei P10. Pero no es la primera vez que los periódicos generalistas venden su portada. El 28 de enero de 2015, las compró el Banco Santander. El País, El Mundo, ABC, La Razón e incluso el gratuito 20 Minutos cedieron su primera página para la campaña 'Generación encontrada' de la entidad, con la que promocionaban 5.000 becas de prácticas en pymes. Un hecho que reflejaba la crisis de la prensa de papel, pues hace años el buque insignia de PRISA no hubiera sido capaz de vender su portada a ningún precio; es más, no estaba en venta. Unos meses después, concretamente el 16 de abril de 2015, la compradora de portadas fue Coca-Cola. Y todo para limpiar su imagen, justo un día después de que el Tribunal Supremo ratificara la sentencia de la Audiencia Nacional, que declaró nulo el ERE del embotellador ibérico, como recogió infoLibre. Así, en la primera página de El Mundo, ABC, El País o La Razón se pudo leer el eslogan: "Hoy es el primer día para un nuevo futuro juntos". Y este jueves, hemos encontrado un nuevo ejemplo, pero en esta ocasión la compradora ha sido la china Huawei. Conviene subrayar que lo de comprar y vender portadas suele ser una práctica habitual en el periódico gratuito 20 Minutos, pero el hecho de que la usen los diarios generalistas tiene una lectura más amplia. De hecho, refleja el dilema que tiene la prensa, pues la publicidad en la prensa escrita ya no vende e Internet es gratis (son muchos los que opinan que se debió de empezar a cobrar por contenidos desde el minuto uno). Cristina Martín cr[email protected]