• Una muestra más de los cada vez más frecuentes ataques a la Iglesia y el preocupante aumento de la cristofobia en España.
  • El ataque se realizó cuando los miembros de la Asociación Cultural Atlántida y de la Asociación para la Investigación y la Docencia Universitas repartían un manifiesto en apoyo al no nacido y a la mujer embarazada.
  • Les increparon con gritos como: "fuera fascistas de la Universidad", "vamos a quemar la Conferencia Episcopal" o "a por ellos como en Paracuellos".
  • En la reunión convocada de urgencia en Ciencias de la Información, se produjo un "hecho excepcional": "el agresor acabo pidiendo perdón", cuenta el estudiante Cristian Serrano a Hispanidad.

Es indignante que en este país se ataque tanto a los católicos y que estas agresiones se produzcan cada vez de forma más habitual, lo que es preocupante. No se entiende qué mal hacen para un sector, que se jacta de ser laicista, progresista y tolerante, pero no lo practica -especialmente esto último- en absoluto. Es un hecho y cada vez más frecuente: no respetan nada a los católicos.

Como recordarán, en Hispanidad llevamos un tiempo informando de estos ataques a la Iglesia, que pueden llevar a hablar de un aumento de la cristofobia. Robos en iglesias, colocación de artefactos explosivos en varias catedrales, la absurda campaña laicista que pide la expropiación de la Mezquita-Catedral de Córdoba,… e incluso agresiones en las universidades.

En concreto, esta semana se han dado en la Facultad de Políticas y en la de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), donde miembros de la Asociación Cultural Atlántida y de la Asociación para la Investigación y la Docencia Universitas fueron agredidos por proabortistas, cuando repartían el manifiesto titulado 'Es bueno que tú existas. Para proteger al no nacido y a la mujer embarazada'. Curiosamente este reparto se lleva haciendo desde el martes en otras facultades de la entidad educativa que dirige José Carrillo, como la de Historia y la de Económicas, pero solo hubo agresiones en la de Políticas y en la de Ciencias de la Información, el miércoles y el jueves, respectivamente. Resulta aún más indignante que estos ataques a los provida se dieran en los dos centros en los que debería imperar más la libertad de expresión. "Me duele profundamente, sobre todo en nuestra facultad", declara a Hispanidad Cristian Serrano, estudiante de Periodismo, miembro de la A.C. Atlántida y representante estudiantil. En su opinión, deberían ser lugares para "razón libre", pero no lo son, pues "hay personas con una razón cerradísima", que le llevan a preguntarse "cómo podrán ejercer el periodismo o la política el día de mañana". Aunque añade que "también hay mucha gente con razón abierta".



Solo querían transmitir el abrazo que supone encontrar el cristianismo

Contamos cómo ocurrieron los tristes hechos del pasado jueves en la Facultad de Ciencias de la Información. Los miembros de las dos asociaciones cristianas mencionados habían convocado un acto el pasado jueves para debatir sobre el famoso Anteproyecto de ley de reforma del aborto, impulsado por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón. Llegaron sobre las 12:15 horas y "los primeros cinco minutos transcurrieron en calma, hasta que llegaron tres chicas y lo convirtieron en un circo", cuenta Cristian Serrano. En ese momento se empezaron a oír gritos como: "fuera fascistas de la Universidad", "vamos a quemar la Conferencia Episcopal" o "a por ellos como en Paracuellos" que ilustra cómo los chicos de Carrillo junior quieren llevar a los provida… al mismo lugar que su papá. Así se entró en un bucle, en el que los proabortistas intentaron impedir que estas asociaciones repartieran el manifiesto y la disputa llegó hasta la tercera planta del edificio, lugar en el que se encuentra el Decanato.

"Lo que más duele es no poder dialogar", afirma Serrano. Añade que solo querían transmitir el abrazo que supone encontrar el cristianismo y, en este caso concreto, "el abrazo a la mujer embarazada y a la vida que lleva dentro". "No imponemos nada a nadie", "el cristianismo te atrapa para toda la vida y es triste no poder contar lo que vivimos", afirma este estudiante, que refiere que muchos miembros de su asociación han acogido a mujeres embarazadas en sus casas y las han ayudado a salir adelante.



La máxima responsable de Ciencias de la Información le recriminó al agresor su presencia en el ataque

Cristian Serrano nos cuenta que ante lo sucedido hubo una reunión de urgencia. En la que estuvieron presentes: él mismo, como representante estudiantil que es; la decana de la Facultad, Mª del Carmen Pérez de Armiñán; el vicedecano de Tecnología y Prácticas, Jorge Clemente, y uno de los agresores, también representante de los estudiantes. En esta reunión, el atacante "al principio se mostró un poco cerrado", pero luego se produjo un "hecho excepcional", pues "acabo pidiendo perdón". Al miembro de la A.C. Atlántida le sorprendió el "juicio precioso" de la decana, pues hizo hincapié en que en la universidad hay sitio para todos y es una fábrica de ideas. Además, la máxima responsable de Ciencias de la Información le recriminó al agresor su presencia en el ataque: "eres un representante que representa un deber más que el resto, el de primar por que el otro pueda repartir sus panfletos".  

Sin embargo, la buena actitud de Pérez de Armiñán contrasta con la indiferencia del rector de la UCM, José Carrillo, que hasta el momento no se ha pronunciado al respecto. Cosa que no nos extraña, pues ya les informamos de que el pasado mes de noviembre, facilitó el ataque de grupos de extrema izquierda a la asociación cristiana Francisco de Vitoria. La A.C. Atlántida sí que ha emitido un comunicado, en el que refieren que buscan un encuentro libre, de persona a persona, y por ello la respuesta violenta les ha causado "una profunda tristeza", además refieren una frase de Voltaire; "No comparto lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo".

Pero Carrillo no lo va a tener tan fácil para lavarse las manos en este triste episodio, pues Cristian Serrano nos ha comunicado que la próxima semana se reúne el Claustro, donde participa como representante de estudiantes, y aprovecharán para hablar de este suceso. Además nos ha matizado que no se habían enterado de que el domingo 23 se celebra en Madrid una manifestación para celebrar el Día Internacional de la Vida. De tal forma que se trata de una simple coincidencia, pero las dos a favor de la vida, y eso nos alegra.

Cristina Martín

[email protected]