Por lo demás, el plan continúa: poner en valor el ABC y cerrar Canal 10

 

En la plantilla del ABC hay quien sospecha que Luis Enríquez, el CEO recién llegado de El Mundo en 'sustitución de Fernández Galiano' es un submarino de Unidad Editorial.

Su programa de acción se basa en tres puntos: Poner en valor el ABC, algo que nadie sabe qué significa pero las novedades se esperan a cada instante, cerrar Canal 10 y cesar a Bieito Rubido, director del diario antes calificado como monárquico.

Tras el escándalo Murdoch, Rubido llegó a recordar la presencia extranjera, sobre todo italiana, en los medios españoles. Una mención a Unedisa, propiedad de Rizzoli.

En cualquier caso, Enríquez despierta sospechas en la redacción y en parte del accionariado: ¿estamos ante un submarino de El Mundo? Era hombre más próximo a Pedro J. Ramírez que el propio Galiano y eso da que pensar.

Eulogio López

[email protected]