De esta manera están perjudicando la defensa del principal imputado

Sin duda, el juicio que se está celebrando en Barcelona contra el doctor Carlos Morín y otros diez colaboradores suyos, por practicar más de 100 abortos ilegales, es el más importante celebrado hasta ahora, no solo en España sino en toda Europa.

Tras una semana de comparecencias, los acusados que han declarado han dejado entrever la estrategia a seguir, eso es, sálvese quien pueda. Y lo han hecho, sobre todo, negando haber firmado documentos, principalmente el libro de quirófano. En su defensa, han declarado que los sellos estaban a disposición de cualquiera, y que sus firmas fueron falseadas en algunos casos.

Estrategia de defensa o no, lo cierto es que estas declaraciones perjudican la defensa del principal imputado, el Dr. Morín, dueño de los centros mataderos TCB y Ginemedex.

Durante la próxima semana del 24 de septiembre, continuarán las comparecencias de los acusados. Una vez concluidas sus declaraciones, comenzarán las comparecencias de los testigos. En principio, el día 3 de octubre declararán la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra, y a partir del 4 el centenar de pacientes, que lo harán como testigos especiales, esto es, el juez les dará la posibilidad de no responder a las preguntas que no quieran, ya que lo contrario podría llevar a cambiar su condición como imputadas.

Pablo Ferrer

[email protected]