• La norma, ya redactada, se iba a aprobar en el Consejo de Ministros del viernes 8 pero se retiró a última hora por desacuerdos entre Hacienda y Economía: una bronca más entre Montoro y Guindos.
  • Y el caso es que el borrador resultaba lógico, en cuanto eximía de la tasa al mercado primario.
  • La idea es esperar a que Europa homologue la Tasa Tobin para toda la Eurozona.
  • Recordemos que Reino Unido ya ha anunciado que no la impondrá.
  • La idea de James Tobin empieza a perfilarse en todo el mundo como una forma de luchar contra la especulación financiera, causante de la crisis.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda (en la imagen a la derecha junto a De Guindos) ya tenía preparado el borrador de la Tasa Tobin española, que iba a ir al Consejo de Ministros del viernes 8. Cuando el borrador cayó en manos del ministro de Economía, Luis de Guindos se llevó las manos a la cabeza. Al final, una vez más, entre ambos ministros tuvo que mediar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Y decidió que lo mejor era esperar a ver qué hacía Europa, quien propuso la Tasa Tobin pero no ha dado muchos pasos en esa dirección tras la propuesta inicial.

Y eso que el borrador de Montoro seguía los pasos de Francia, el país que se ha anticipado a Bruselas.

En el texto montoril la definición del hecho imponible es más estrecha, limitándose a gravar la adquisición de acciones, operaciones de trading de alta frecuencia y adquisición de CDS de deuda soberana de los estados miembros de la Unión Europea, cuando el adquirente no posea títulos.

Aún más. La norma contiene excepciones que abarcan: el mercado primario, las operaciones realizadas por cámaras de compensación, las operaciones realizadas por entidades que desarrollen funciones de creador de mercado, las operaciones intragrupo, los repos y la adquisición de títulos de renta fija.

Y sí, la propuesta española también supera a la inicial de la Unión Europea pero Luis de Guindos advierte que se reducirá el flujo de operaciones y las comisiones por las mismas. En concreto, en Economía insisten en que es importante que se dé una más amplia interpretación al concepto de creador de mercado, y que las operaciones de CDS que se hagan para cubrir riesgos de clientes queden exentas.

Guindos teme una mayor huida de operaciones hacia Wall Street y la Citi londinense.

En cualquier caso, lo que está claro es que la idea de James Tobin -otra cosa es cómo se concrete- resulta imprescindible para luchar contra la especulación financiera, causante de la actual crisis. De momento, se ha anunciado una intensificación del impuesto sobre plusvalías bursátiles.

Eulogio López

[email protected]