• Rubalcaba convenció a Cándido Méndez de montar el número del 11-M y anunciar la huelga general antes de las elecciones andaluzas.
  • En Moncloa consideran que la huelga general no sólo fracasará sino que aún hundirá más a CCOO y UGT, así como al líder socialista.
  • No están los tiempos como para hacer oposición "pancartera".

El presidente del Gobierno montó su número en Moncloa -mañana del lunes- para escenificar ante empresarios y autónomos que les va a pagar las facturas pendientes. Estaba eufórico porque, como asegura uno de sus fontaneros favoritos, cree que Rubalcaba, Méndez y Toxo han cometido el mayor error que se puede cometer en política: convocar una huelga general antes de tiempo. A pesar de que se movilizaron todas las fuerzas vivas de la progresía política española - CCOO, UGT, PSOE, RTVE y PRISA- la convocatoria no se puede calificar de éxito y todo hace pensar que los españoles no están para una huelga general el 29 de marzo.

Es más, ni RTVE ni PRISA han logrado evitar que la noticia del fin de semana no haya sido la convocatoria sindical contra la Reforma Laboral o por el otro 11-M, sino el caso de los 'eres' andaluces y el encarcelamiento de Francisco Javier Guerrero, que apunta al candidato José Antonio Griñán y al ex vicepresidente de la Junta y del Gobierno, Manuel Chaves… en plena campaña electoral.

En Moncloa están convencidos de que fue Rubalcaba quien convenció al secretario general de UGT, Cándido Méndez para que precipitara la convocatoria de Huelga General, antes del 25-M, así como las movilizaciones del domingo 11. UGT y CCOO ya fracasaron en la última Huelga General contra Zapatero y ahora necesitan elevar el tono hasta la guerra total si quieren tener éxito. Y Rajoy (en la imagen) está feliz: Rubalcaba está donde le quería: de pancartero. Y el presidente del Gobierno considera que los españoles no van a aceptar una oposición pancartera con 5,3 millones de parados.

En cualquier caso, Méndez y Toxo han quemado su último cartucho antes de tiempo: su descrédito aumentará.

Eulogio López

[email protected]