• La consulta ha sido suspendida ipso facto al admitir a trámite el recurso que el Gobierno central presentó contra esta convocatoria.
  • El TC, además, ha hecho caso omiso al escrito del Gobierno catalán que pedía que la iniciativa del Ejecutivo no se admitiese a trámite por entender que supone un "uso desproporcionado y abusivo" del derecho.
  • Ahora sólo queda por ver qué inventa ahora don Artur, que se ha mostrado muy imaginativo últimamente.
Palo a don Artur Mas (en la imagen), que vuelve a hacer el ridículo. El segundo en poco tiempo. Porque el Tribunal Constitucional (TC) ha suspendido cautelarmente por unanimidad la pseudoconsulta independentista alternativa convocada por la Generalitat para este domingo, 9 de noviembre, después de que el mismo TC suspendiese la anterior.

La consulta ha sido suspendida ipso facto al admitir a trámite el recurso que el Gobierno central presentó contra esta convocatoria. Es decir, que la admisión a trámite del recurso del Gobierno central conllevaba de manera automática la suspensión cautelar de la convocatoria, porque así lo determina la ley orgánica del Constitucional para casos como éste.

El Gobierno español acordó el pasado viernes impugnar ante el Constitucional la citada convocatoria de la Generalitat, decisión que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó como un intento de "asegurar el Estado de Derecho y proteger la democracia".

El Tribunal Constitucional, además, ha hecho caso omiso al escrito del Gobierno catalán que pedía que la iniciativa del Ejecutivo no se admitiese a trámite por entender que supone un "uso desproporcionado y abusivo" del derecho. El Ejecutivo aportaba como pruebas de incumplimiento de la Constitución la web 'participa2014.cat', las comunicaciones de la Ejecutivo autonómico, la orden a los medios de incluir publicidad gratuita e incluso vídeos con intervenciones públicas del presidente catalán, Artur Más, su vicepresidenta, Joana Ortega, y el portavoz de la Generalitat, Francesc Homs.

Así pues, se trata de la segunda vez que el TC le agua la fiesta a don Artur, pues ya suspendió el pasado 29 de septiembre la Ley de Consultas que aprobó el Parlament y el decreto que desarrollaba dicha norma y que convocaba la primera consulta para el 9N, que quedaron suspendidas.

Ahora sólo queda ver qué inventa ahora don Artur, que se ha mostrado muy imaginativo últimamente para realizar la consulta a como diera lugar.

Andrés Velázquez
[email protected]