La canciller alemana tiene intención de cambiar a la energía renovable lo antes posible

 

El desastre de Fukushima parece que ha sido el último empujón que necesitaba.

El desastre de Fukushima ha llevado a muchos países la cuestión de la necesidad de la energía nuclear. Mientras nuestro país todavía está pendiente de una discusión seria sobre al asunto, ya hay un país europeo, Alemania, que se lo ha planteado y parece que va a tomar decisiones -habrá que ver si son las correctas-.

En el país germano, el asunto nuclear siempre ha estado muy presente y parece ser que la canciller Merkel se está decantando por eliminar a medio plazo las centrales nucleares que hay en el país y por dar paso a la energía renovable. Parece ser que las ideas de Zapatero triunfan, aunque no se sabe si para bien o para mal.

De esta manera, la moratoria que se había aplicado tras el desastre japonés, quizás sea definitivo y por lo tanto lleve al cierre de 7 plantas. Parece ser que el coste económico que va a suponer esta conversión no les importa excesivamente. Pero este tirón germano no parece que vaya a afectar a la vecina Francia, una de las mayores potencias en energía nuclear. Es más, quizás se esté frotando las manos. No es de extrañar que el país galo no renuncie a su energía nuclear, teniendo en cuenta que el 40% de la energía que consume procede de esa fuente.

Habrá que ver si en unos años Alemania no se arrepiente del paso que parece que va a tomar.

Juan María Piñero

[email protected]