• El Chavismo logra la destitución de una diputada acusada de corrupción para lograr los tres quintos necesarios para aprobar la Ley Habilitante.
  • El presidente venezolano llega a pedir a los obispos venezolanos que apoyen sus expropiaciones.
El presidente venezolano Nicolás Maduro (en la imagen) conseguirá hoy jueves los tres quintos que requiere la Constitución venezolana para aprobar la Ley Habilitante, la cual le permitirá gobernar por decreto y tener así superpoderes.

Eso, después de que el chavismo aprobase el desafuero de la diputada María Mercedes Aranguren, que será investigada por presunta corrupción y su escaño será asumido por el oficialista (partido de Maduro) Carlos Flores. Era la legisladora 99, necesaria para cumplir los tres quintos que requiere la Constitución venezolana para aprobar la Ley Habilitante, publicaba Infobae.

Un capítulo más del poder omnímodo que Maduro quiere ejercer, muy al estilo dictatorial de su predecesor, Hugo Chávez, que ya lo hizo en ocasiones. Pero nunca con eficacia. Pues el caos, la violencia y el hambre campan a sus anchas por el país después de sus medidas económicas llevadas a cabo en los últimos días, entre ellas la expropiación de una franquicia que vende todo tipo de electrodomésticos y dos tiendas en Caracas y otras tres en el interior del país.

La excusa para la expropiación es que vendían las mercancías a precios muy altos, recogía Noticias 24. 

Maduro se ha llegado a dirigir al episcopado venezolano para pedirle apoyo a su política económica, mezclando lo divino y lo humano y sin separar 'lo que es del César'. Estas fueron sus palabras: "¿Qué irá a pensar usted señor y señora. Cocchiola, ¿qué vas a pensar tú o Jorge Roig, en caso de que sean cristianos o digan serlo o católicos

¿Qué pensará la curia, el alto clero venezolano…Por qué se queda callado el alto clero venezolano cuando salimos a defender a los pobres y a los humildes ¿Dónde está la doctrina de Francisco, el Papa ¿Dónde esta la doctrina de San Francisco de Asís y Jesucristo ¿Dónde están los curas para acompañar al pueblo en las colas, en las calles, para darle aliento, ¿dónde están".

Andrés Velázquez

[email protected]