• El candidato vasco a secretario general del PSOE integrará a sus contrincantes (Sánchez y Pérez Tapias) en la dirección si gana el próximo día 13, pero sólo si ellos quieren.
  • Pero puede haber más incorporaciones: invita a Carme Chacón a tener "un papel relevante" y hace un guiño a Andalucía.
  • La polémica sobre la elección presidencialista de los alcaldes en 'vía muerta': el PP afirma que lo propusieron los socialistas y estos creen que no hay tiempo para reformas antes de las municipales de 2015.

El candidato vasco a secretario general del PSOE, Eduardo Madina (en la imagen), ha tenido una gran idea este jueves: quiere "corregir" el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que considera "inasumiblemente bajo", y no le preocupa limitar los sueldos por arriba. Así lo ha señalado en un desayuno informativo de Europa Press, por lo que se entiende que el diputado socialista quiere subirlo y beneficiar así a la clase trabajadora.

Madina no ha descubierto América con sus declaraciones, pues los españoles ya sabemos que nuestro SMI es bastante bajo -645,30 euros, si se efectúa en 14 pagas y 752,85 €, si se hace en 12- y uno de los más pequeños de la Unión Europea (UE). Sus palabras han sonado muy bien, pero no se puede olvidar que sólo se cumplirán si él se convierte en el sucesor de Alfredo Pérez Rubalcaba, pues queda poco para que acabe el baile.

El último presidente del Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, sí optó por subir el salario mínimo y recientemente se ha arrepentido de no haberlo incrementado en una mayor cuantía. Sin embargo, su sucesor en La Moncloa, Mariano Rajoy, tras recibir un maltrecho país de manos de los socialistas, no pudo subirlo, sólo le añadió un par de euros, que resultaron insignificantes. Esto no benefició a los trabajadores, pero se entendió más o menos dada la delicada situación. Lo peor es que a finales del pasado año, cuando parecía que se veía algo de luz al final del túnel, y con una elevada tasa de paro, Rajoy optó por congelar el SMI y sigue empeñado en defender la moderación salarial una y otra vez. Es hora de cambiar de decisión.

Pero volvamos a Madina, que ha hecho más anuncios. Si finalmente se convierte en secretario general del PSOE el próximo día 13 -cuando los militantes eligen al sustituto de Rubalcaba- también integrará a sus contrincantes (Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias), si ellos quieren, en la dirección del partido. Así, el político vasco apuesta por "una dirección de integridad y de unidad", habrá que ver si sus compañeros de batalla le apoyan en caso de ser elegido. Sin embargo, Madina ha anunciado más incorporaciones, pues ha invitado a la exministra Carme Chacón, "un gran referente del PSOE, una mujer excelente y una amiga muy querida" a tener "un papel relevante". Pero sólo si ella quiere y no lo ve "incompatible" con otros "procesos políticos futuros", pues podría presentarse a las primarias del próximo noviembre. También ha hecho un guiño a Andalucía, región que tendrá en cuenta, pero que en cuestión de avales se decantó por Sánchez.

En cuanto a la polémica que ha surgido ante la propuesta de Rajoy de la elección presidencialista de los alcaldes o directa, es decir, que sea alcalde el más votado, hay que señalar que se encuentra en 'vía muerta'. Ante las críticas que les acusaban de hacerlo para tener un beneficio electoral, el PP no hace otra cosa que afirmar que esta idea ya la propusieron los socialistas, mientras que estos creen que no hay tiempo para reformas antes de las municipales de 2015. Madina ha dado una de cal y otra de arena: está dispuesto a pactar medidas de regeneración democrática con el PP, pero se debe hacer "con más tiempo y serenidad". Es decir, que creen que no hay tiempo de reformas de la Ley Electoral antes de las próximas elecciones municipales. Pero cuando a alguien le interesa reformar algo el tiempo puede pasar a un segundo plano.

Cristina Martín

[email protected]