• Para mantener la compatibilidad entre la Presidencia de la Caja-Fundación y la del banco surgido de ella.
  • Afecta a tres banqueros: Amado Franco, Braulio Medel e Isidro Fainé.
  • No a Mario Fernández, que ya ha elegido: se queda con Kutxabank.
  • Y si no, que, al menos, se permita ser consejero de una entidad y presidente de la otra.
  • Guindos insiste en la incompatibilidad total desde el primer día.

El jueves 24 finaliza el plazo para presentar enmiendas al proyecto de ley de Cajas-Fundación, que significa, en pocas palabras, el fin de las cajas de ahorros, la gran realización financiera española.

El proyecto del Gobierno impone la incompatibilidad para ejercer como presidente de la Caja-Fundación, primer accionista del banco, y su filial. Es más, no se puede ser consejero de ambas entidades -caja y banco- al mismo tiempo.

Mario Fernández, presidente de BBK y de Kutxabank, ya ha elegido: se queda en el banco. No han elegido otros, en particular Ibercaja (Amado Franco), Caixabank (Isidro Fainé) (en la imagen) y Unicaja (Braulio Medel). Estas tres entidades han solicitado un periodo transitorio de 3 años para poder compatibilizar ambos cargos. Si no, solicitan a Luis de Guindos, un ministro al que nunca le han gustado las cajas de ahorros, que al menos se puede compatibilizar la presidencia de una entidad con la presencia en la otra como vocal del Consejo.

Pues bien, Guindos insiste en la incompatibilidad total entre uno y otro cargo. Tiene horas para decidir.

Miriam Prat

[email protected]