La tasa alcanza el 6,36%, su máxima cifra histórica

La mora sigue aumentando y alcanza ya cifras nunca antes vistas. Para el total del sistema (bancos, cajas y cooperativas de ahorro) la tasa de morosidad en abril alcanzó el 6,36%, un incremento de más de dos décimas respecto al 6,11% del mes anterior. En cifras absolutas, el total de los créditos suma 1.813.688 millones de euros, de los que 115.350 millones se consideran dudosos.

Una vez más, las cajas, tan denostadas y puestas en tela de juicio para justificar su conversión en bancos, se encuentran por debajo de los bancos. La mora de las cajas de ahorros es del 6,26% frente al 6,39% de los bancos.

Aunque las familias se encuentran con dificultades para pagar, estas no son el principal problema de los bancos. Lo último que se deja de pagar es la hipoteca. Así, la tasa de mora hipotecaria no solo es notablemente inferior a la de las actividades inmobiliarias, sino que desciende una décima hasta situarse en el 2,40%. Por su parte, la tasa de mora de los créditos a las inmobiliarias aumentó un 15,2% desde el 13,9% registrado a finales de 2010.

Mariano Tomás

[email protected]