El primer ministro iraquí entrega casas a los caldeos de BagdadEl alcalde de Bagdad (Irak), Abub Naim al- Kaabi, ha dado a conocer su intención de distribuir terrenos edificables y casas construidas de acuerdo a los planes de vivienda pública, incluso a los cristianos de la ciudad, que pertenecen a los segmentos más pobres de la población.

Ahora bien, la iniciativa, anticipada por el alcalde a los medios locales, de acuerdo con fuentes cercanas al patriarcado caldeo consultadas por la agencia Fides, está patrocinada políticamente por el primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, el chiíta destinado a ser confirmado como primer ministro por la Asamblea Parlamentaria, según las elecciones del pasado 30 de abril.

"Nosotros", ha reiterado recientemente, al-Maliki en declaraciones públicas en la prensa Iraquí "entregaremos las llaves de las casas prefabricadas a los ciudadanos sin ningún tipo de discriminación". La crisis de la vivienda es una de las causas que llevan a muchas familias cristianas a emigrar de Irak. En los últimos meses, el patriarcado caldeo ha tomado medidas para distribuir a las familias necesitadas en Bagdad docenas de apartamentos creados a partir de la renovación del antiguo Seminario Patriarcal.

Así que, al menos, una buena noticia para los cristianos perseguidos de Irak.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]