• Y tampoco quiere una fusión, como pretende Moncloa.
  • Fainé le sigue ofreciendo lo mismo: que cada uno venda un 7.5% y quedarse con más del 50% entre los dos.
  • Pero Brufau sólo acepta, o comprar la participación de La Caixa, cosa que ésta no quiere, o bien vender más del 7,5%.
  • En Caixa le recuerdan que si vende por encima del 15% se rompería el acuerdo conjunto de control de GNF.
  • Lo que sí es cierto es que Fainé y Brufau se alejan más cada día, en contra de los deseos de La Moncloa, que teme otro caso Endesa.

La idea del presidente de Repsol, Antonio Brufau, respecto a su participada Gas Natural Fenosa (de la que pose el 30% del capital), la define así un alto directivo de la petrolera: "O comprar o vender, nunca mantener".

Mantener supondría continuar con el actual estado de cosas: Caixa posee un 37% del capital de GAS por un 30% Repsol. Ambos controlan GNF según un Acuerdo Conjunto de Control, que se guía por las siguientes reglas:

1.Entre ambos socios deben controlar más del 51%.

2.Ninguno puede bajar por debajo del 15%.

3.Si se cumplen las dos primeras premisas. Caixa nombra al presidente y Repsol al consejero delegado.

Ahora bien, las diferencias entre el presidente de Caixa, Isidro Fainé, y el de Repsol, Antonio Brufau, van a más, especialmente tras el caso YPF y su corolario, Pemex. Por tanto, Antonio Brufau, quien, al igual que Fainé, se niega a hacer caso de la sugerencia monclovita –fusionar Repsol y GNF- puede optar a la participación de Caixa –que no se la venderá- o vender parte de la misma. En este sentido, Caixa le ha ofrecido reiteradamente que entre ambos vendan un 7,5%. Total, mantendrían un 50% de la compañía. Pero, si se opta por vender, Brufau quiere más: quiere vender un 15% o por qué no, el 30% total, porque obtendría más dinero con una participación de referencia.

Ahora bien, el Gobierno Rajoy no le permitiría vender a cualquier socio. Por ejemplo, podría vender a OHL, socio ahora de Caixa en Abertis y amigo de la casa, pero parece una participación muy importante para Villar Mir.

Además, en ese caso, ¿se iría Caixa de Repsol La respuesta, según fuentes del grupo industrial Caixa, es negativa: se sienten a gusto con su 12% de la petrolera, de la que son los primeros accionistas.

¿Cuál es el peligro El que recuerdan en Moncloa: que el enfrentamiento entre dos españoles acabe redundando en beneficio de un extranjero (empresa o gobierno).

Miriam Prat

[email protected]