Los dos grandes partidos pueden recibir 22 millones de euros de las arcas públicas

 

Como suele ser habitual, la crisis económica y el apretarse el cinturón les afecta a algunos más que a otros. Si los funcionarios públicos han visto recortado su salario un 5% de media en 2010, los partidos políticos más representativos no han notado el recorte. Es más, van a recibir más ayudas para afrontar las elecciones, según explica Expansión.

El Estado va a destinar un 9% más en ayudas en comparación con el dinero destinado a los partidos en las elecciones de 2007. De esta manera, cada partido recibirá alrededor de 11 millones de euros para los gastos que asuman, unos dos millones más que en las elecciones municipales pasadas. Con este dinero se financiarán mítines o engrasar la maquinaria electoral. Para calcular el dinero que se destinaba, el Estado concede una subvención de 276,8 euros por concejal electo y 0,55 euros por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura en la que uno de cuyos miembros, al menos, haya sido elegido.

Pero además, los partidos también obtendrán otros siete millones de euros extra para gastos de envío de propaganda, en base a 22 céntimos por cada elector en los que haya obtenido representación en las corporaciones locales.

Ante estas situaciones habría que preguntarse de nuevo si no sería necesario un cambio de sistema de financiación de manera que fueran los partidos los que tuvieran que buscar su propia financiación, de manera que los ciudadanos dejaran de financiar a unas organizaciones que, curiosamente, son la tercera mayor preocupación para los españoles en las encuestas de población activa.

Juan María Piñero

[email protected]