Coincidiría con la convocatoria de paro elegido por los sindicatos vascos

 

-Se prevén nuevas movilizaciones para el 8 y el 11 de marzo.
-El día nueve UGT y CCOO se reunirán para analizar la situación.

La decisión, según fuentes sindicales, ya estaría tomada. De hecho el día nueve se van a reunir órganos de dirección del Sindicato UGT y se analizará la situación para tomar una decisión. Los Sindicatos mayoritarios habrían elegido esta fecha, que coincide con la convocatoria de paro elegido por los sindicatos, LAB, STEE-EILAS, EHNE, HIRU y ESK para Navarra y la Comunidad Autónoma vasca.

La última huelga general que tuvo lugar en España, la que le montaron los Sindicatos a Zapatero, fue el 29 de septiembre de 2010. La postura oficial del Sindicato UGT es que el próximo día nueve se analizará la situación y se decidirá lo que hay que hacer.

Estudiando todas las posibilidades Candido Méndez declaró este miércoles que "tenemos alternativas y queremos negociarlas antes del 8 de marzo, que es cuando se convalida el Real Decreto Ley. A partir de ahí entrará en fase parlamentaria y no es de recibo que el presidente del Gobierno no haya atendido a las demandas de las organizaciones sindicales para abrir un proceso de negociación. Esperaremos una respuesta".

En relación con la posibilidad de convocar una huelga general, señaló que "estamos en un proceso de negociación y queremos darle una oportunidad de negociar al Gobierno. En este momento tenemos previstas movilizaciones el 8 de marzo, día mundial de la mujer trabajadora, y el 11 de marzo".

Manifestó además que  "también es cierto que el 9 de marzo hemos convocado a los órganos confederales de UGT y CCOO y ahí analizaremos la situación. Serán estos órganos los que tomen una determinación, y a este acto democrático nos remitimos, porque son ellos los que tienen la capacidad de analizar, debatir y tomar cualquier tipo de solución".  

En este sentido, consideró que el Gobierno "debería reflexionar en profundidad, porque el impacto que pretendían conseguir con la reforma laboral en relación con los mercados y las instituciones europeas no lo han conseguido".

Por ello, "si están pensando en el interés general de este país deberían sentarse a negociar en profundidad. Si están pensando en otra cosa, cometerán una grave equivocación".

En relación a los ataques de Esperanza Aguirre cuando habló este miércoles sobre la intención de los Sindicatos de helenizar España e instaurar la violencia en las calles, Cándido Méndez ha señalado en el Twitter de UGT que "a partir de ahora nos van a acusar de todo". También afirma que "siguen en negociación aunque sean la voz que predica en el desierto". Respecto a las algaradas callejeras  y a las manifestaciones de estudiantes, en UGT quieren desmarcarse del tema y dejar muy claro que su principal preocupación en estos momentos es la Reforma Laboral, aunque Cándido Méndez ha manifestado que las políticas tan agresivas que se están llevando a cabo en las CCAA son las responsables de que "nos estén llevando a la situación de Grecia".

El secretario general del Sindicato de Estudiantes, Tohil Delgado, ha condenado este jueves los actos vandálicos producidos durante las manifestaciones de estudiantes en Barcelona y ha señalado que dichos incidentes se produjeron por culpa de grupos minoritarios ajenos al movimiento estudiantil.

Delgado ha explicado que la manifestación del miércoles fue ejemplar y pacífica y ha lamentando que los medios de comunicación hayan utilizado las imágenes de los vándalos para criminalizar las más de 40 manifestaciones que tuvieron lugar en toda la geografía española.  

Ha acusado al consejero catalán de Interior de utilizar como pretexto los actos vandálicos para cargar contra los estudiantes como hizo la delegada del Gobierno de la Comunidad Valenciana en su momento.

En CCOO se han negado a valorar y a condenar la violencia callejera de los actos acaecidos ayer. Sus responsables de prensa tienen menos reflejos y mano izquierda que los de UGT o el Sindicato de Estudiantes.

En USO, que realizó varios actos y concentraciones ayer contra la reforma laboral y la Europa de los recortes y la austeridad, quieren dejar muy claro que las movilizaciones que llevaron ayer a cabo, donde no hubo incidentes de ningún tipo, no tienen nada que ver con los incidentes violentos: "Hay una enorme distancia, señalan, y no se puede meter en el mismo saco las protestas que se hagan de forma de forma pacífica por la reforma laboral con las protestas que se realicen por otras causas, agitadas o reventadas por los profesionales de la violencia, donde se queman cajeros, se destrozan contenedores, etc…". En relación con su posible adhesión a la huelga que podría convocarse para el día 29, durante la tarde del jueves se reunirá la ejecutiva para analizar la situación.

USO siempre se ha distanciado de los Sindicatos mayoritarios, por considerarlas precursoras de la reforma laboral con el acuerdo por el empleo que firmaron unos días antes de la reforma sindicatos y patronal, donde pactaron una moderación salarial.

También las responsabilizan de sentar las bases de lo que ahora ha ocurrido al aceptar la creación del contrato de fomento del empleo de 1996 que redujo de 45 a 33 días la indemnización para los contratos indefinidos.

Uno de los aspectos que quieren destacar los sindicatos es que, tras la reforma laboral, cualquier empleado, aunque haya sido contratado hace muchos años y la ley no se aplique con efectos retroactivos en cuanto a temas de indemnización hasta la fecha de su entrada en vigor, puede ser puesto "de patitas en la calle" con veinte días si se recurre al despido por causas objetivas, ahora denominado como procedente.

Está claro que el Gobierno no va a echar marcha atrás en su decisión de llevar a cabo la reforma laboral. Por lo tanto, si nada lo remedia, tendremos huelga el próximo día 29 de marzo.

Sara Olivo
[email protected]