• Según un sondeo de impreMedia Latino, un 67% de los votantes elegirían al presidente norteamericano, frente a un 15% que votaría a Romney. 
  • La principal preocupación de los hispanos es la Educación (21%), frente a la Sanidad (13%). El dato abre una veta al candidato republicano, que apoya el cheque escolar.
  • Obama se aferra al voto hispano y afirma que Romney los desprecia y les ha insultado.
  • Este mismo martes, una encuesta de Gallup desvela un empate entre los dos candidatos, gracias al triunfo del republicano en el debate de la semana pasada.
  • Por su parte, un sondeo del Centro de Investigación Pew señala que Romney lograría un 49% de los sufragios y Obama el 45%.

La población hispana de Estados Unidos supera los 50 millones de personas y representa un 16,3% del total de sus habitantes.

Es la minoría más importante y puede decidir la victoria en unas elecciones donde las últimas encuestas señalan un importante aumento en la intención de voto favorable a Romney. Así, mientras el último sondeo de Gallup señala que Mitt Romney empata con el presidente Barack Obama (ambos en la imagen), y el Centro de Investigación Pew afirma que Romney conseguiría un 49% de los sufragios frente al 45% que lograría Obama, los resultados de las encuestas entre la comunidad hispana son muy distintos. De hecho, según un sondeo de impreMedia Latino, un 67% de los votantes elegirían al presidente norteamericano, frente a un 15% que votaría a Romney.

Hay una esperanza para el líder republicano. En una pregunta formulada por separado, un 21% mencionó la educación como una de sus más importantes preocupaciones, frente al 13% que mencionó la atención médica. El dato es de un enorme interés para los asesores de Romney, a quien se le abre una vía para mejorar sus expectativas entre los votantes hispanos. Así lo ha manifestado la CEO de impreMedia. "Ofrecer más posibilidades de elección escolar a través de cosas tales como los cheques escolares de Romney, podría proporcionar la oportunidad de cambiar a su favor la intención de voto entre los hispanos".

Mientras, Obama refuerza su ofensiva entre el electorado hispanoparlante. En un acto ha rendido tributo al sindicalista de origen mexicano César Chávez. Además, la secretaria de Estado, Madeleine Albright, ha criticado a Romney por ignorar a la mayoría de los países de hispanoamérica al hablar de política exterior y mencionar tan sólo a Cuba y Venezuela. "Caracterizar a Latinoamérica únicamente como Cuba y (el mandatario venezolano, Hugo) Chávez creo que es un insulto, francamente", ha dicho en una conferencia telefónica organizada por la campaña de Barack Obama.

Sara Olivo
[email protected]