• De estas, el 62% (47.785) fueron mujeres y el 38% (29.287), hombres.
  • Por primera vez el porcentaje de personas españolas atendidas (53%), que se ha incrementado desde 2010, supera al de extranjeras (47%).
  • Del total de personas atendidas, algo más de 12.000 lograron un puesto de trabajo. Una cifra inferior a la de otros años porque ahora es más difícil acceder al mercado laboral.
  • Mujer española, de entre 25 y 45 años y con un bajo nivel formativo es el perfil mayoritario.
  • Montoro ve "esperanzadores" los datos de la EPA y cree que la tendencia se reafirma en los referidos al paro del mes de abril.

Sabemos que Cáritas ayuda cada día a muchísimas personas, especialmente a las más desfavorecidas, pero no sólo les proporciona alimentos, ropa, etc., sino que también les acompaña para procurar su inserción en el mercado laboral. Durante el año pasado, esta organización católica atendió a 77.072 personas en sus programas de empleo, según se refleja en la Memoria de Empleo y Economía Social 2013, presentada este martes en rueda de prensa, el mismo día que se ha conocido la EPA del primer trimestre de 2014 y dos días antes de la celebración del Día Internacional del Trabajo (1 de mayo).

Félix Miguel Sánchez (a la izquierda de la imagen junto a Sebastián Mora y Ángel Arriví), coordinador del equipo de Promoción de Derechos y Economía Solidaria, ha referido la historia de una de las atendidas (Julia), "más de 77.000 historias, como la de Julia, fueron protagonistas de nuestro programa de empleo del 2013". Pues "el centro" de Cáritas "sigue siendo la persona", ha afirmado Sebastián Mora, secretario general de Cáritas.

De las 77.072 personas atendidas, el 62% (47.785) fueron mujeres y el 38% (29.287), hombres. Pero también hay una notable diferenciación en cuanto a nacionalidad, pues por primera vez el porcentaje de personas españolas atendidas (53%), que ha aumentado desde 2010, supera al de extranjeras (47%). Además se atiende también a clases medias, pues "la tendencia de retroceso en el acceso a un derecho fundamental (derecho al trabajo) empieza golpeando a las personas más vulnerables, pero a medida que se alarga la situación, también afecta a otras clases sociales", ha explicado Sánchez. "Es anecdótica la diferenciación entre inmigrantes y españoles", pues "al final acaba afectando a todos", ha añadido.

Pero también hay "buenas noticias de que el desempleo de personas vulnerables tiene una salida" como ha comentado Sebastián Mora, pues del total de personas atendidas, 12.028 (15,6%) lograron un puesto de trabajo. Una cifra inferior a la de años anteriores -16.791 en 2010, 13.148 (2011) y 13.318 (2012)- porque ahora resulta más difícil acceder al mercado laboral.

Las mayoría de las personas que acompaña Cáritas en su programa de empleo tienen edades comprendidas entre los 25 y los 45 años, es decir, que se encuentran en "plena edad laboral", ha referido Sánchez. Además el 47% de estas personas sólo tenía estudios primarios finalizados o sin terminar y sólo el 23% alcanzó los estudios secundarios, lo que significa que el 70% no superó el nivel de la enseñanza secundaria obligatoria. Mujer española, de entre 25 y 45 años y con un bajo nivel formativo es el perfil mayoritario.

Durante 2013, 21.501 personas se formaron en los cerca de 900 cursos (877). Además 249 participaron en los programas de autoempleo, de los cuales 45 se hicieron realidad, pues pudieron poner en marcha su propia empresa. Cáritas apuesta por la economía social, ya que se han realizado 37 iniciativas de este tipo, ocho más que en 2012.

En estos programas de empleo han contado con la colaboración de 2.425 voluntarios y 670 contratados, mientras que los recursos económicos ascendieron a 35.957.092 euros, de los cuales el 62% (22.293.397,04) proceden de donaciones privadas y el 32% (13.663.694,96) de subvenciones públicas, realizadas por el Fondo Social Europeo -con el que colaboran desde hace 14 años-, las administraciones estatales, autonómicas y locales. 

En el turno de las preguntas se ha referido la polémica por las declaraciones del ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ante sus estadísticas de la pobreza y si ahora esperan también críticas con la Memoria presentada, pero Sebastián Mora ha respondido que "cuando Cáritas afronta la realidad no lo hace pensando en quedar bien con nadie", pues "son coherentes con la realidad" y su "única lealtad es a los pobres". Por lo que no tienen ninguna preocupación respecto a que los datos "gusten más o menos a personas del Gobierno", ha recalcado.

El ministro considera "esperanzadores" los datos de la EPA, que han dado un varapalo al triunfalismo del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pues cree que la tendencia se reafirmará en los referidos al paro del mes de abril. Mora ha comentado que su función es "ser profetas de esperanza", es decir, dar "una gota de esperanza a un mundo que está clamando por nuevos horizontes". Los datos de la EPA certifican que hasta ahora es mucho más creíble la esperanza de Cáritas que la del Gobierno.

Cristina Martín

[email protected]