La Santa Sede defiende en solitario la vida más indefensa y pide que se ayude a las mujeres en embarazo, parto y crianza

 

No hay alianza entre la Santa Sede y la ONU. En este caso, la Organización de Naciones Unidas pretende ejecutar el mal llamado "aborto seguro" en aquellos países donde la vida de la mujer es más frágil. La Santa Sede, naturalmente, está en contra y apunta que las causas que llevan a que la mujer en estos países sea más débil se debe a una mala praxis de los métodos empleados para evitar males mayores. Quien lo cuenta con detalle es la agencia de noticias ZENIT.
Mariano Tomás
[email protected]