Las manifestaciones se suceden en el país un día después de la muerte de un adolescente de 14 añosLas protestas se suceden en Venezuela un día después de la muerte de un adolescente de 14 años en una manifestación por parte de un oficial de la policía. En la ciudad de San Cristóbal, donde murió el joven Kluiberth Roa el martes, se produjeron pequeños enfrentamientos entre encapuchados y la policía, relataron testigos a medios regionales.

En la ciudad estudiantil de Mérida, en el oeste del país, las protestas dejaron al menos cinco heridos, identificados como estudiantes, cuya gravedad se desconoce.

En Caracas, los manifestantes se dirigieron por la mañana al ministerio del Interior para solicitar la nulidad de una reciente resolución del ministerio de Defensa que permite a las fuerzas de seguridad usar armas letales en manifestaciones.

Y todo ello en medio de la crisis económica y de inseguridad que atraviesa el país, y con un régimen chavista que se dedica a reprimir opositores. Por ejemplo, el alcalde opositor de Caracas, Antonio Ledezma, fue arrestado la semana pasada y se han anunciado medidas en contra del diputado opositor Julio Borges.

Y mientras algunos funcionarios del gobierno han dicho que el caso de Roa es aislado, opositores lo consideran no solo parte de la violencia rampante que hace de Venezuela uno de los países más peligrosos del mundo, sino de una arremetida contra estudiantes de oposición. Durante los últimos días se han reportado cinco casos más de estudiantes asesinados.

Una vergüenza lo que está pasando en Venezuela con la dictadura de Nicolás Maduro.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]