• El fabricante de trenes cotiza a 4,639 euros por acción, muy lejos de los 9,25 euros del 7 de mayo de 2015.
  • Los analistas del Sabadell creen que el mercado no ha reflejado el valor del gran pedido de AVE logrado en noviembre.
  • Una oferta que tuvo un descuento del 28% y ahora, los analistas bajan sus estimaciones.
  • Prevén que este año el resultado operativo descienda por la menor fabricación: el AVE saudí está ejecutado al 65%-70%.
  • Apuntan a contratos menores en España y EEUU, aunque para 2018 podría dar el salto si se adjudica 4.000 coches en India.
Parece que para Talgo salir al parqué no fue la mejor decisión, aunque sus dueños, los Oriol, lo negarán (se embolsaron 127 millones de euros). Y es que no logra levantar cabeza en bolsa, donde vale la mitad (algo que ya sucedía en octubre de 2015), a pesar de adjudicarse el macropedido de Renfe en noviembre y del buen rumbo del AVE saudí. El fabricante de trenes cotiza a unos 4,6 euros por acción, muy lejos de los 9,25 euros con los que se estrenó el 7 de mayo de 2015 en el parqué. En concreto, un 50% inferior y la capitalización se sitúa en unos 624 millones. Este jueves, los analistas del Banco Sabadell, en un informe de la compañía, creen que el mercado no ha reflejado el valor del macropedido de Renfe logrado en noviembre. Recuerden que era el "contrato del siglo" en la historia del operador ferroviario y Talgo, con un gran descuento, ganó el pulso a la francesa Alstom, la alemana Siemens y la compatriota CAF. Y es que se adjudicó 15 trenes AVE y el mantenimiento durante 30 años, con posibilidad de que la cifra ascienda hasta los 30 trenes y los 40 años -algo que se decidirá en 2019-. Pero como la oferta de Talgo (786,4 millones) tuvo un descuento del 28%, ahora los analistas bajan sus estimaciones de Ebitda, que bajará un 7% de media entre 2017 y 2019. En concreto, prevén que este año el resultado operativo descienda por la menor fabricación, debido a que el macropedido de Renfe aportará poco y habrá menor actividad en Arabia Saudí. Y es que el grado de ejecución del AVE a La Meca está entre el 65% y el 70%, según señalaron fuentes del consorcio a Hispanidad la semana pasada, y hay buen clima (prórroga y pago de sobrecostes). Claro que de cara al Ebitda de 2016, los analistas del Sabadell también hacen revisión y consideran que bajará un 4%. ¿La razón? Los resultados de los nueve primeros meses, donde ganó un 13% menos, lastrado por los mayores costes en Rusia y los impuestos, y el menor ritmo de ejecución en el contrato de Kazajistán. En cuanto a las adjudicaciones, parece que 2017 será un año sin megaproyectos a la vista: los analistas del Sabadell apuntan a contratos menores de remodelación en España (coches cama) y EEUU. Aunque para 2018, Talgo podría dar un salto cualitativo si se adjudica, con concurso de por medio, un gran contrato en India de 4.000 trenes, valorado en más de 1.700 millones. Por ahora, hay optimismo porque en el país están satisfechos con las pruebas realizadas el año pasado con los cinco trenes de 20 coches que arrendaron al fabricante español. Cristina Martín [email protected]