• El portavoz del Gobierno afirma que la "consulta ilegal no tiene ningún sentido y no lleva a ningún lado".
  • Insiste en el diálogo entre partidos y pide apoyo a los PGE, sobre todo, al PSOE. Hoy hay más entendimiento que con Sánchez.
  • Diplomacia. El Gobierno se engaña a sí mismo: España no pinta nada en el mundo porque no arriesga.
  • Según Méndez de Vigo, el Ejecutivo defenderá sus principios ante EEUU "sin estridencias y sin pegar muchos gritos".
  • Educación. Huelga del 9 de marzo: "suspenderla sería un buen gesto" porque hay condiciones para un pacto.
  • Universidades. Están trabajando para evitar la elevada disparidad de precios entre comunidades.
Este martes, el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo (en la imagen), ha despreciado el referéndum catalán en los desayunos informativos de Europa Press. Y es que considera que si al final se realiza "sería lo mismo que el 9-N. ¿Qué consecuencias tuvo? Ninguna", y llama a la tranquilidad. Méndez de Vigo ha subrayado que se trataría de una "consulta ilegal, que no tiene ningún sentido y no lleva a ningún lado". Algo en lo que también ha insistido la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, a la salida del acto: "intentan desviar la atención", por lo que recomienda que "no sigan avanzando hacia lo que no va a ninguna parte, pues "todos los pasos de la Generalitat se han topado con el muro de la realidad". Afirmaciones que parecen una respuesta a diversos políticos independentistas. El 'vice' de la Generalitat y consejero de Economía, Oriol Junqueras, ha lanzado el adelanto del referéndum; la portavoz del Govern, Neus Munté, ha admitido que es una posibilidad si las circunstancias lo aconsejan. Mientras, Artur Mas, en su entrevista en Onda Cero, ha subrayado que han perdido el miedo a un Estado que les "trata como súbditos y no como ciudadanos" y Anna Gabriel, diputada de la CUP, ha ido más allá y ha hablado de finales de mayo. Al hilo del tema de Cataluña, Méndez de Vigo ha señalado que "no por la radicalidad de unos hay que someter a tensiones a la población" y problemas como el retraso del pago de becas a 160.000 alumnos catalanes es lo que realmente preocupa a la gente". "Los políticos tenemos que buscar soluciones a los problemas de la gente, no crearlos", ha añadido. El portavoz del Gobierno también ha insistido en el diálogo entre partidos y pedido apoyo a los PGE, sobre todo al PSOE, con quien hay más entendimiento que cuando estaba Pedro Sánchez. Y es que "España necesita estabilidad política" y los PGE son un aspecto de esto. En la diplomacia, España intenta engañarse a si misma como que pinta algo, pero no pinta porque no se moja. Méndez de Vigo ha afirmado que Europa podrá contar más con España en sus grandes retos (crecimiento económico y empleo, inmigración y lucha contra el terrorismo). Además, el Gobierno defenderá sus principios ante EEUU "sin estridencias y sin pegar muchos gritos" y recuerda al Reino Unido que "la ruptura no es el camino". En cuanto a las materias de su departamento (Educación, Cultura y Deporte) pocas cosas a destacar. Sobre la huelga educativa convocada para el 9 de marzo, Méndez de Vigo ha subrayado que "suspenderla sería un buen gesto" porque hay condiciones para un pacto (la subcomisión del Congreso es la encargada). Además, apoya que las universidades formen parte del pacto y ha anunciado que "están trabajando para evitar la elevada disparidad de precios entre comunidades". Cristina Martín [email protected]