• El gobernador del Banco de España enfría el entusiasmo del Gobierno: la recuperación económica de nuestro país aún corre peligro.
  • Linde coincide con el BCE: el dividendo de los bancos tiene que depender de su nivel de solvencia y no sólo de los beneficios.
  • Según el Banco de España, las compras de deuda pública española sumarán unos 100.000 millones de euros.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde (en la imagen), confía en que el nuevo Gobierno griego de Alexis Tsipras llegue a un acuerdo "sensato" con la Troika. "Los países deben cumplir sus compromisos", ha señalado este miércoles, tras la presentación del Anuario del Euro 2014.

Y sus razones tiene: España se juega 26.000 millones de euros, que es el dinero que nuestro país puso encima de la mesa para el rescate griego, según declaró este lunes el ministro de Economía, Luis de Guindos. Para que se hagan una idea, es el equivalente a las prestaciones de desempleo de un año.

Durante su intervención, el número uno del BdE ha señalado que la recuperación de la economía española aún corre peligro. No es la primera vez que Linde enfría el entusiasmo del Gobierno. Y es que, según el gobernador, la baja inflación eleva los riesgos para la estabilidad de precios y dificulta la recuperación económica de la Eurozona. "Estas dificultados son más acusadas para los países que están en proceso de corrección de desequilibrios acumulados con anterioridad, en particular aquellos que, como España, han registrado pérdidas de competitividad y necesitan de una contención de precios y de costes superior a la evolución media del área", ha asegurado.

Como no podía ser de otra forma, Linde ha coincidido con el Banco Central Europeo en la idea de que el dividendo de los bancos tiene que depender, no sólo de los beneficios obtenidos, sino de su nivel de solvencia.

Por otra parte, el gobernador del BdE ha señalado que, "conforme a nuestras estimaciones preliminares, las compras de deuda pública española ascenderán a unos 100.000 millones de euros" hasta septiembre de 2016.

Pablo Ferrer

[email protected]