• El presidente de la teleco no teme una Opa de sus competidoras norteamericanas.
  • Para que quede claro: Álvarez Pallete alaba la 'Fusión' de Gilpérez.
  • No habrá movimientos en México. Slim estará contento.
  • Alierta cree que la CNMC dará el visto bueno a la compra de Canal en dos meses.
  • Y que las telecos ganarán la guerra a los 'google'.
  • Telefónica seguirá desplegando fibra en España, siempre y cuando la regulación no favorezca su utilización por otras compañías.
  • Buena noticia para los accionistas: la teleco repartirá el dividendo en 2016 íntegramente en efectivo, si se cierra la venta de O2.

Telefónica, ¿fusionarse? "No, no y no. ¿Para qué nos vamos a fusionar con nadie, si somos la sexta compañía del mundo por número de clientes, y seremos la cuarta?" Así de contundente se ha mostrado César Alierta (en la imagen) este miércoles, durante la presentación de resultados anuales de la operadora.

Además, el presidente de la operadora no teme la llegada de los gigantes norteamericanos, AT&T y Verizon. "Ni aquí ni en Hispanoamérica", ha señalado, por dos razones: porque entrar en un nuevo mercado requiere unas inversiones muy elevadas, y porque Telefónica tiene la ventaja de "conocer muy bien" los mercados en los que está, y ese conocimiento no se consigue en dos días. Así de claro.

En todo el proceso de transformación de la compañía -ha pasado de vender servicios de voz a vender servicios convergentes y digitales- Movistar Fusión, lanzada en 2012 en España por iniciativa de Luis Miguel Gilpérez, ha tenido un papel fundamental. Y eso, a pesar de las reticencias iniciales del consejero delegado del grupo, José María Álvarez Pallete. Pero las cosas han cambiado, y ahora el Ceo no ve el futuro de la teleco sin Fusión. Y, dentro de Fusión, el peso de la televisión de pago es cada vez mayor. El 80% de los clientes de Fusión ya no se contenta con el paquete básico de televisión, sino que contrata algún paquete adicional. Gilpérez puede estar contento.

Otro que puede estar contento, y tranquilo, es Carlos Slim. El número dos de la operadora ha explicado que Telefónica está muy enfocada en desarrollar su negocio en México, donde ahora la regulación es más equilibrada. Así, el objetivo de la teleco es seguir invirtiendo, pero "no necesitamos más para cumplir con los objetivos en el país", ha afirmado. Es decir, Telefónica no crecerá de manera inorgánica en el mercado que controla el magnate mexicano.

Asunto compra de Canal . Alierta es optimista. Está seguro de que la CNMC dará el visto bueno, en unos dos meses, a la operación. "¿Por qué queremos comprar Canal ?" Se ha preguntado el presidente de Telefónica. "Porque van a quedar cuatro o cinco cadenas de televisión en el mundo, tres son estadounidenses y una británica. Y nosotros vamos a liderar la televisión de pago en español para satisfacer a 500 o 600 millones de potenciales clientes", ha señalado. "O lo hace Telefónica o no lo hace nadie", ha sentenciado.

Otro tema que no podía faltar era el de las Over The Top (OTT), esto es, los 'google'. Alierta cree que las telecos ganarán la guerra de la regulación. Un dato: en 2014, la inversión de las operadoras en Europa fue de 80.000 millones d euros. Las OTT invirtieron sólo 40 millones. Según Alierta, lo único que tienen los 'google' son expertos en "algoritmos".

"Las piedras caen por al fuerza de la gravedad o por su propio peso. Hay que cambiar el sistema regulatorio porque si no, Europa y Latinoamérica tendrán un problema", ha afirmado. Y cuando cambie la regulación, Telefónica crecerá de manera espectacular, según Alierta.

Otro tanto ocurre en España, donde la teleco tiene previsto continuar con su inversión en fibra óptica y en tecnología móvil LTE. Eso sí, para realizar esa inversión, el marco regulatorio en el que está trabajando la CNMC debe favorecer esa inversión, no sólo la de Telefónica, sino también la de sus competidores. En otras palabras, la nueva regulación debe desechar un modelo de mercado de fibra de acceso indirecto, es decir, no debe permitir que terceras compañías utilicen la red de otras para ofrecer servicios convergentes. La competencia, según Álvarez Pallete, debe estar en las infraestructuras.

Buena noticia para los accionistas: la teleco repartirá el dividendo en 2016 íntegramente en efectivo, si se cierra la venta de O2.

Pablo Ferrer

[email protected]