• El gran perjudicado sería el PP, que perdería 15 representantes, así como uno el PDeCAT y otro el PNV. Mientras que Ciudadanos y Podemos ganaría 12 y 6, respectivamente.
  • El partido de Pedro Sánchez obtendría 84 parlamentarios, uno menos que con el sistema vigente.
  • La reforma que propone Podemos no implica una reforma de la Constitución Española sino que pretende solucionarse mediante el "consenso" de todas las fuerzas políticas.
  • Por cierto, Podemos también apuesta por eliminar el voto rogado y adelantar la edad para votar de los 18 a los 16 años, aunque en las filas de Ciudadanos esta última medida no se contempla.
La estrategia que Podemos se ha marcado para conseguir arrebatar la presidencia del Gobierno a Mariano Rajoy en 2020 pasa por modificar la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) que se basa en el método D'Hont -que favorece a los partidos con más votos- al sistema Sainte-Laguë, como en Alemania, Suecia o Dinamarca, más proporcional, recoge La Razón. Ciudadanos y Podemos ya tienen sobre la mesa los primeros cálculos que implica la reforma electoral que quieren impulsar. Un sistema de reparto de escaños que ven bien en ambas fuerzas y que, según los últimos resultados, supone que el bipartidismo pierda 16 diputados; y Ciudadanos y Podemos ganen 12 y 6, respectivamente, añade El País. En este nuevo modelo, el gran damnificado sería el PP: el partido de Mariano Rajoy, que con el 33% de los votos obtuvo el 39,1% de los escaños en 2016 (137), obtendría con el mismo porcentaje de votos el 34,9% de los diputados de la Cámara Baja. Este modelo de reparto dejaría al PSOE prácticamente tal como está —con el 22,7% de votos de las últimas generales, del 24,3% de escaños con D'Hondt pasaría al 24%— y sería más proporcional con los votos obtenidos por Unidos Podemos —con el 21,1% de papeletas en 2016 obtuvo el 20,3% de diputados, representación que con el modelo que plantea mejoraría al 22%— y, sobre todo, con Ciudadanos: el 13,1% de sus votos equivaldrían al 11,6% de escaños con Sainte-Laguë y no al 9,1% que sumaron con D'Hondt. Hoy mismo la formación morada se reúne con Ciudadanos en el Congreso de los Diputados para abordar, en una primera toma de contacto, las posturas de ambos sobre la ley electoral, en esta cita la portavoz parlamentaria de Podemos, Irene Montero, presentará a su homólogo en Ciudadanos, Juan Carlos Girauta estas propuestas para comenzar a negociar la reforma. La reforma que propone Podemos de un sistema electoral que criticó por tener "numerosas imperfecciones" no implica una reforma de la Constitución Española sino que pretende solucionarse mediante el "consenso" de todas las fuerzas políticas. "Pensamos que un acuerdo sobre esta cuestión dignificaría enormemente nuestro parlamento", dijo. En su propuesta, Podemos también quiere garantizar por ley que las listas electorales de todos los partidos cuenten con al menos un 50% de mujeres. La finalidad del partido de Iglesias y sus confluencias es "mejorar" la regla de paridad de 40-60% que introdujo la Ley de Igualdad, dentro de la apuesta por el sistema de listas cremallera. "Solo se romperá si es para beneficiar a las mujeres", defienden, antes de explicar que detrás de un hombre en las listas siempre deberá haber una mujer, pero no necesariamente al revés. Podemos también apuesta por eliminar el voto rogado y adelantar la edad para votar de los 18 a los 16 años, aunque en las filas de Ciudadanos esta última medida no se contempla. Andrés Velázquez [email protected]