• El Tribunal Superior Electoral comienza el juicio al presidente Michel Temer por supuesta corrupción.
  • En concreto, por el presunto uso de fondos ilícitos para financiar la campaña electoral de Michel Temer y Dilma Rousseff en 2014.
  • Temer se convirtió en presidente el año pasado después de que la presidenta Rousseff fue acusada de incumplir las leyes presupuestarias.
  • Y también el expresidente Lula da Silva se haya inmerso en procesos judiciales…
El máximo tribunal electoral de Brasil dio inicio este martes a un juicio por el presunto uso de fondos ilícitos para financiar la campaña electoral de la fórmula que integraron Michel Temer y Dilma Rousseff en 2014, en un caso que podría forzar la salida del cargo del actual presidente, publica Infobae. Aunque si es encontrado culpable, se espera que Temer apele y retrase el proceso por meses. El principal aliado de la coalición gobernante, el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), esperará el fallo judicial para decidir si abandona el gobierno de Temer, lo que sería un duro golpe en su agenda para realizar reformas fiscales. Hay que recordar que Temer se convirtió en presidente el año pasado después de que Rousseff fue acusada de incumplir las leyes presupuestarias. Si el tribunal invalida las elecciones de 2014, el presidente de la Cámara Baja, Rodrigo Maia, asumiría el cargo de Temer y el Congreso tendría 30 días para elegir un mandatario interino que lidere el país hasta las elecciones de 2018. También es destacable que otro expresidente, Lula da Silva, se haya inmerso en proceso judiciales. Por lo que cabe concluir que el puesto de presidente de Brasil está sometido a una especie de maldición. José Ángel Gutiérrez [email protected]