• El emisor europeo mantiene tipos y continúa fabricando dinero.
  • Es decir, estamos cada vez más cerca de la segunda crisis bancaria en una década.
  • Y esto es hermoso: Mario Draghi nos lleva a la ruina por la vía del dinero fácil.
  • El gobernador -presidente- del Banco Central Europeo (BCE) seguirá comprando deuda, tanto pública como corporativa.
  • Con la manguera de Draghi salen ganando tres elementos: los gobiernos, los especuladores de mercado (los rentistas) y las grandes corporaciones, las multinacionales.
  • Pierden familias, individuos y pymes; pierden trabajadores, autónomos y emprendedores.
  • Por cierto: Europa sigue sin crecer y estados y mercados continúan asfixiando a la familia y a la empresa familiar.
  • Dentro de esa política Draghi, el Brexit no influye, ni para bien ni para mal.
  • Salvo que ponga en apuros a la banca de inversión y ésta nos arrastre a la banca universal... y ésta nos arrastre a todos... como en 2007.
Mario Draghi, presidente del BCE, ha anunciado, a mediodía del jueves, que mantiene los tipos de interés y que seguirá fabricando dinero, abriendo la manguera de la liquidez, con la compra masiva tanto de deuda pública como de deuda empresarial de las grandes multinacionales. Es decir, que está endeudando la economía europea, el principal problema del conjunto de la economía global actual, mientras dispara el endeudamiento. Y al tiempo, está consiguiendo que lo grande sea más grande y devore a lo pequeño, que simplemente deja de ser. Es decir, con la manguera de Draghi salen ganando tres elementos: los gobiernos, los especuladores de mercado (los rentistas) y las grandes corporaciones -las multinacionales-. Pierden familias, individuos, familias y pymes; pierden trabajadores, autónomos y emprendedores. Y esto es hermoso: Mario Draghi nos lleva a la ruina por la vía del dinero fácil. No, los bancos no ganan, todo lo contrario. Con los tipos a cero o en negativo el sector bancario ha dejado de ser negocio. Ya está en camino, no es ningún secreto, otra crisis bancaria como la de 2007. Por eso, Draghi habla ahora de mejorar la supervisión. Puede mejorar todo lo que quiera, que no por inspeccionar bien una ruina deja de ser ruinosa. Y en el colmo de la especulación Draghi hay que hablar de la creación de un mercado de préstamos no rentables. Es decir, que las pérdidas de los bancos, tras la crisis de 2008... las seguiremos pagando entre todos y la especulación financiera, la que provocó la crisis de 2008, se disparará... aún más. Eso sí, en este tema el Brexit influye poco. Bueno sí, al ser echados de su madre nutricia, Londres, los bancos podrían entrar en barrera y entonces si la banca al por mayor cae arrastrará a la banca al por menor y ésta a toda la economía. ¿Y los bancos en crisis? Pues lo pagaremos entre todos, naturalmente. Eulogio López [email protected]