• El despido colectivo de 457 empleados tiene un coste de 34,2 millones y también afecta al Ebitda, que sólo sube un 21%.
  • Sin este extraordinario el grupo ganaría 2,1 millones y su resultado bruto de explotación sería de 500 millones ( 30%).
  • El ERE es una muestra del saneamiento interminable, o sea, de la necesidad de sanear más de lo esperado.
  • Eso sí, baja el apalancamiento: la deuda neta es de 814 millones, su posición más baja de los últimos cinco años.
  • Y se refuerza en OHL México, donde junto a IFM ya posee el 85,8% tras la OPA, y busca socio minoritario en Concesiones.
Parece que a OHL le ha salido caro el ERE puesto en marcha el pasado mayo, pues ha vuelto a pérdidas (-32m1 millones de euros) en el primer semestre, como ha reflejado la información remitida a la CNMV. Además, ha recibido un castigo bursátil: las acciones han caído un 11%. El despido colectivo que afectó a 457 empleados (335 de OHL y 122 de su filial OHL Industrial) ha hecho que el resultado se haya situado muy lejos de los 3 millones que ganó hace un año. Además, ha tenido un coste de 34,2 millones y también ha afectado al resultado bruto de explotación (Ebitda), que sólo ha subido un 21% a 466 millones. Sin este coste extraordinario el grupo que preside Juan Villar-Mir de Fuentes (en la imagen) habría ganado 2,1 millones, algo menos que en el primer semestre de 2016, y su Ebitda habría sido de 500,2 millones ( 30%). Dicho ERE ha constituido una muestra más del saneamiento interminable en OHL, o sea, de la necesidad de sanear más de lo esperado. El grupo calcula que así en el futuro tendrá un ahorro anual de 38,4 millones… pero desde luego no este año, donde casi es lo comido por lo servido. Eso sí, ha bajado el apalancamiento. La deuda neta ha sido de 814 millones, logrando su posición más baja de los últimos cinco años por la rotación de activos y el mejor comportamiento de la actividad, especialmente en Construcción. En este negocio, las contratación ha alcanzado los 1.716 millones, el 74% del total registrado en 2016. Y en Concesiones, las ventas han sido de 216,4 millones, destacando su fuerte ritmo en México ( 17%). Paralelamente, el grupo se ha reforzado en OHL México, donde junto a su socio, IFM, ya posee el 85,85% tras la OPA. Y eso que en dicho país, el expresidente del grupo, Juan Miguel Villar Mir, cometió un error: ponerse entre dos gigantes, Peña Nieto y Marcelo Ebrard, y le pisaron. Asimismo, está buscando un socio minoritario en Concesiones, donde OHL seguiría conservando la mayoría y el control, y espera tenerlo al final del ejercicio. Cristina Martín [email protected]