Mientras, los Hermanos Musulmanes hace un llamamiento para el "viernes de los mártires"

Este jueves, el expresidente egipcio Hosni Mubarak ha abandona la prisión de Tora, en El Cairo. Lo ha hecho en helicóptero en torno a las cuatro de la tarde, hora española.

Mubarak, de 85 años de edad, tendrá que permanecer bajo arresto domiciliario a la espera de juicio en los cuatro casos en los que está imputado. Entre ellos, el relativo a los cuantiosos regalos que supuestamente recibió del periódico estatal, o la repetición del juicio por la muerte de manifestantes durante las movilizaciones de 2011 que causaron su derrocamiento.

Mientras tanto, los partidarios de Mursi han hecho un llamamiento para el "viernes de los mártires".

Andrés Velázquez

[email protected]