• Según Hacienda, lo que se está haciendo es aplicar los objetivos de plan de control Tributario.
  • Ese año, el plan persigue a profesionales y autónomos que utilizan sus empresas para introducir gastos no deducibles.
  • Los inspeccionados son los que prestan "servicios profesionales de alto valor".

El rumor es cada vez más fuerte a media que colectivos de profesionales o determinadas fortunas, o esposas de grandes fortunas, reciben la visita de la inspección de Hacienda. Inmediatamente cundía el rumor: Montoro (en la imagen) busca sanciones ejemplarizantes para combatir el fraude fiscal.

El ministro lo niega. Desde Hacienda advierten que lo único que hacen se está haciendo es cumplir el artículo 116 de la Ley General Tributaria, que establece un plan Anual de Control Tributario. En otras palabras: una serie de objetivos prioritarios para el año en curso.

Para 2013, ese plan (BOE, resolución 8/III) establece como criterio general la lucha contra el fraude en la prestación de servicios profesionales de alto valor.

En plata, profesionales de 'alta gradación' que utilizan empresas intermedias para desgravarse gastos no deducibles, o que, simplemente, se desgravan gastos que no corresponden a la actividad de la empresa.

Por todo Madrid corre el rumor de que Hacienda ha decretado una caza díscola de profesionales de la información, especialmente tertuliaos y estrellas de radio y TV, así como de consortes de grandes fortunas.

Lo del tertulianismo no es una broma. Muchos de ellos montan empresas con las que facturar sus apariciones en espacios radiofónicos o televisivos y cargan contra esas empresas gastos personales. Vamos, como el pequeño empresario que tiene a la sirvienta de su casa en la nómina empresarial.

¿Cómo se ha leído esto Como una caza fiscal de periodistas. Pero, como dicen en Hacienda, si algo no quiere el ministro es molestar a los periodistas.

Eulogio López

[email protected]