• El ministro de Relaciones Exteriores alemán ha afirmado que no es solo un aspecto económico, sino de importantes cuestiones estratégicas.
  • "Europa no es una anciana, sino una mujer joven que el año próximo cumplirá 25 años" ha afirmado, por ello hay que seguir desarrollándola.
  • Es partidario de que se concentre en lo que "puede hacer mejor en sentido europeo" y "en los asuntos importantes".
  • Ha remarcado que hay que tomarse en serio las próximas elecciones europeas y está preocupado por el aumento de los antieuropeos.

El ministro de Relaciones Exteriores de la República Federal Alemana, Guido Westerwelle (en la imagen), ha opinado sobre la entrada de Turquía en la Unión Europea (UE) dentro de unos años en el desayuno informativo del Fórum Europa que ha protagonizado este martes. En la cita ha afirmado que "hoy la UE no está en condiciones de adherir Turquía, ni Turquía en condiciones de adherirse" y que las negociaciones están abiertas. Asimismo ha recalcado que "no es solo un aspecto económico", sino que entran en juego "importantes cuestiones estratégicas". Según él, podría llegar un momento en que Europa tuviera más intereses en Turquía que al revés y ha recordado que "en política exterior siempre hay que pensar en estrategias, actuar a largo plazo y con mucha inteligencia".

Westerwelle ha dejado patente su gran europeísmo y ha aprovechado la ocasión para resaltar que "Europa no es una anciana, sino una mujer joven que el año próximo cumplirá 25 años", por ello, es necesario seguir desarrollándola y la crisis nos brinda la oportunidad de hacerlo. En su opinión, necesitamos "más eficiencia, transparencia y democracia". El responsable de la política exterior alemana ha comentado que Europa se debe concentrar "en lo que puede hacer mejor en sentido europeo" y "en los asuntos importantes", por ello ha afirmado que una "Comisión Europea actual como la de estos momentos es demasiado grande", pues "en otras partes del mundo no tenemos un gobierno con 28 ministros". 

El recientemente galardonado con la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil ha remarcado la importancia de las próximas elecciones europeas, que debemos "tomarnos en serio" porque habrá un mayor absentismo y por tanto, una menor participación de los ciudadanos, por lo que los políticos europeos deben transmitir que sí se están tomando decisiones importantes en la UE. Además está bastante preocupado porque los antieuropeos pueden crecer y esto supone dos peligros; el primero, que en el Parlamento Europeo podría haber una mayor representación de antieuropeos, "que ya es considerable" y el otro, que los partidos grandes que trabajan en las distintas naciones podrían aliarse con los opositores a Europa para conseguir sus votos.

"Nuestra generación tiene que mantener unida a Europa", ha expresado con rotundidad. Para Westerwelle "los europeos somos una comunidad de destino y de valores" y "solamente juntos podremos hacer valer nuestra voz", mantener nuestra posición en el mundo y nuestra moneda común. Él considera que la competencia no debe darse entre europeos, "sino entre Europa y el mundo". Ha comentado que en Alemania no existe el concepto de austeridad, sino que hablan de disciplina fiscal, y que tiene que haber otros pilares como la solidaridad y la competitividad, pues "el crecimiento es resultado de ella". Además ha hecho referencia a la necesidad de apostar "por la formación continua, la innovación y la investigación". "Nunca vamos a ser tan baratos como los países que producen a bajo coste, ni queremos serlo, pero tenemos que ser mejores y ofrecer productos de buena calidad", ha añadido.

El político alemán ha alabado las políticas del gobierno español, ya que han logrado "pasar por la crisis sin un programa de rescate completo", sino solo con el rescate a la banca. Además ha señalado que se ha recuperado la confianza en España y que la cooperación con el Ejecutivo de Rajoy "es muy intensiva",

El actual ministro de Exteriores de España, José Manuel García-Margallo, y uno de sus precursores en el cargo, Javier Solana, ex Alto Representante para la Política Exterior de la UE, presentes en el evento, le han agradecido su europeísmo y Margallo le ha definido como un enamorado de ese proyecto común llamado Europa.

Cristina Martín

[email protected]