La última campaña difundida por los diversos medios de comunicación de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción -FAD- lleva como eslogan: "Para ver poco a mi hija. El tiempo que le dedicas al alcohol se lo quitas a todos los demás".

El objetivo es sensibilizar y propiciar la reflexión sobre el impacto o espacio que el consumo de alcohol llega a ocupar en la vida de muchas personas. El alcohol es la sustancia más consumida en España entre la población de 15 a 64 años con una prevalencia de consumo en el último año del 78,7%. Un 11% asegura consumirlo diariamente.

Cabe destacar las campañas publicitarias destinadas a eliminar el consumo de bebidas etílicas: "¿Qué debemos hacer con el alcohol?", "Sabes dónde empieza la diversión, pero no dónde puede acabar", "Bad Night. Esta noche te puede tocar a ti", "Todo tiene un precio", "Cambia tu percepción. Piensa", "La educación lo es todo" y "Haz algo". 

También se ha lanzado la acción contra el consumo del alcohol bajo el lema: "El alcohol llena vacíos",  "Habla con tus hijos, la información es prevención". Y también: "bebe con moderación, es tu responsabilidad" y "disfruta de un consumo responsable".

Con estas acciones se intenta vigorizar las conductas y sugerir la exigencia individual en la dilapidación de bebidas etílicas.

La promoción de las bebidas alcohólicas es uno de los temas de la legislación publicitaria más debatidos y que suscitan más polémica. Cierto es que las prohibiciones publicitarias son justificadas por el legislador en orden a la protección de la salud y la seguridad de las personas, evitando el consumo indiscriminado. "El abuso del alcohol crea más problemas de salud que las drogas".

Por otra parte, la Fundación de Ayuda a las Taxicomanías de la Cruz Roja, afirma que un tercio de los jóvenes gasta el 90% de su dinero en néctares etílicos por lo que el consumo del alcohol es la primera causa de muerte entre la juventud, ya que el 60% de los accidentes de tráfico mortales, durante la noche del fin de semana, son provocados por el consumo de alcohol.

De los países de la Unión Europea, Irlanda es el país con mayor número de consumidores inmoderados y Bulgaria el del menor personas que se emborrachan.     

Por otra parte, el alcoholismo afecta más a las mujeres que a los hombres ya que, en ellas, la parálisis cerebral se desarrolla de una manera más rápida, según un estudio de la Universidad alemana de Heidel y la norteamericana de Stanford.

Finalmente se ha de reconocer que las bebidas etílicas son el ataque más feroz que sufre la sociedad actual. Una agresión cuyas consecuencias son catastróficas ya que son víctimas los adolescentes, nuestro caudal más valioso.

Clemente Ferrer

[email protected]