• El Gobierno prepara una nueva ley, con la que no habrá privilegiados.
  • De los 700 millones de euros que suponían los derechos audiovisuales, 300 eran para el Madrid y el Barça.
  • En resumen, la CNMC multa con 15 millones de euros a Mediapro, Real Madrid, FC Barcelona, Sevilla y Racing de Santander.

El Gobierno de Mariano Rajoy prepara una nueva Ley Audiovisual, que aplicará el sistema inglés, es decir, que todos los clubes cobrarán lo mismo por los derechos audiovisuales de la retransmisión de los partidos de fútbol de las competiciones nacionales. Con esta nueva normativa no habrá clubes de fútbol privilegiados y se pondrá freno al abuso que ejercían hasta ahora Mediapro con los grandes clubes, que suponía un ataque hacia los demás y por tanto, hacia la libre competencia.

Mediapro negociaba con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) el reparto de la suculenta tarta de los derechos audiovisuales, que suponía un total de 700 millones de euros, de los cuales 300 eran repartidos entre el Real Madrid y el FC Barcelona, lo que les permitia mantener sus galácticas plantillas. Mientras que el resto de clubes tenía que apañarse con el reparto de los 400 millones restantes. El presidente de la LFP, Javier Tebas, favorecía así a Mediapro y a los grandes clubes en detrimento de los pequeños. Y, naturalmente, se favorecía a sí mismo. 

La llegada de la nueva Ley Audiovisual significará que a este poderoso cuarteto se le acabe el chollo de la gallina de los huevos de oro, que suponían los derechos audiovisuales por la retransmisión de los partidos nacionales, con lo que ahora tendrán que recurrir a los procedentes de la retransmisión de los partidos internacionales, como ya hace el Manchester United.

Este ataque a la libre competencia ha provocado que este lunes la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) haya pegado un tirón de orejas a Mediapro y a los cuatro clubes que habían negociado aparte el tema de los derechos audiovisuales, sancionándoles con una multa de 15 millones de euros.

La empresa presidida por Jaume Roures (en la imagen) tendrá que pagar 6,573 millones de euros; el Real Madrid, 3,9 millones; el FC Barcelona, 3,6 millones; el Sevilla, 900.000 euros; y el Racing de Santander, 30.000 euros. Unas sanciones que la CNMC les ha impuesto, en concreto, por incumplir la resolución del 14 de abril de 2010 sobre la adquisición de derechos audiovisuales de competiciones de fútbol, dictada por el Consejo de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Órgano que actualmente está integrado en la CNMC, órgano regulador que nació el 7 de octubre y aúna otros 4 organismos.

La CNMC considera que estas empresas han cometido una "infracción muy grave", ya que firmaron contratos de adquisición de derechos audiovisuales de la Liga y la Copa de S.M. El Rey (excepto la final) con una duración superior a tres temporadas. Algo contrario a la resolución de 2010, que prohibía los contratos superiores a tres temporadas.

Para establecer las multas el Consejo de la CNMC ha tenido en cuenta los contratos que firmó cada empresa por los derechos audiovisuales, el importe que suponían esos contratos por cada temporada, así como el volumen de negocio de estas empresas.

Cristina Martín

[email protected]