• En una entrevista con Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), Kamal Kembel señala que ha vivido con entusiasmo el levantamiento del ejército contra el gobierno de Mursi y los Hermanos Musulmanes.
  • Porque -recuerda a los cristianos españoles- "el gobierno de Mursi animaba a muchos radicales a atacar las iglesias y a perseguir a los cristianos en las calles".
  • A un cristiano copto, "le ataron una piedra muy pesada en los pies y lo echaron al mar", afirma Kamal.
En Egipto los Hermanos Musulmanes han convocado para este lunes varias protestas en El Cairo y otras provincias contra el derrocamiento del presidente islamista Mohamed Mursi, mientras visita Egipto el subsecretario de Estado de EE.UU., William Burns. Los islamistas tienen intención de bloquear la circulación en varios puntos estratégicos de la capital egipcia, incluidas las plazas de Rabea al Adauiya, el puente 6 de octubre, o la carretera de circunvalación.

Mientras, la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) publica una entrevista con Kamal Kembel, copto ortodoxo y profesor de español en la Universidad Ain Shams de El Cairo. Según explica, ha vivido con entusiasmo el levantamiento del ejército contra el gobierno de Mursi y los Hermanos Musulmanes. Asegura que los cristianos, ya sean ortodoxos, como él, católicos o protestantes, han pagado y están pagando el precio de la libertad, "como todos los egipcios, pero nosotros lo pagamos más porque acaban de asesinar a un sacerdote en una ciudad fronteriza con Gaza". Y, añade, "el gobierno de Mursi animaba a muchos radicales a atacar las iglesias y a perseguir a los cristianos en las calles".

También cuenta que hace unos días han asesinado a otros cuatro coptos en el sur de Egipto, cerca del centro histórico y turístico de Luxor. "Además a uno de ellos le ataron una piedra muy pesada en los pies y lo echaron al mar", afirma Kamal. Asegura no tener miedo, a pesar de que la situación aún es inestable y los cristianos están en el punto de mira de los radicales. Por ejemplo, cuenta, "recientemente se aprobó una ley que quería defender la religión musulmana, parecido a la "ley de la blasfemia" en Pakistán. Un musulmán podía denunciar a un cristiano si le oía hablar mal del Islam. Sin embargo, a diario aparecen en la televisión clérigos musulmanes criticando duramente el cristianismo, hablando en contra de las mujeres e insultando cruelmente a los cristianos. El clérigo musulmán Abú Islam quemó una Biblia delante de la embajada de Estados Unidos y no ha sido encarcelado hasta el momento. Sin embargo, los coptos son detenidos a diario. Esto es una desigualdad entre cristianos y musulmanes".

Acerca de cómo ve el futuro en Egipto, afirma: "Tenemos mucha esperanza en el futuro. Aún hay que vigilar de cerca a los salafistas y a los simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, que siguen exigiendo la restitución de Mursi y están lanzando amenazas de muerte y violencia. Los coptos queremos un auténtico Estado de derecho, en el que las libertades sean las mismas tanto para musulmanes como para cristianos. Los coptos hemos sufrido mucho durante la época de Mubarack y durante la época de Mursi porque ha habido grandes desigualdades entre religiones en muchos aspectos. Queremos la igualdad y una apuesta por la mejora de la economía, que se está viniendo abajo".
 
Preguntado por qué mensaje le gustaría enviar a los cristianos de España, responde: "Lo primero pedir que recen por nosotros, porque vivimos unos tiempo difíciles. Y también quiero dejar claro que lo que está pasando en Egipto es una revolución, no un golpe militar. Que el ejército solo está cumpliendo el deseo de la inmensa mayoría del pueblo".

José Ángel Gutiérrez
[email protected]