• El presidente del Eurogrupo afirma que es necesario hacer el mercado laboral más dinámico y modernizar los contratos.
  • Dijsselbloem dice que España ha pasado página a la crisis pero le quedan cosas por hacer.
  • El presidente del Eurogrupo no ve necesaria una prórroga del rescate bancario español.
  • Guindos reclama que las pruebas de evaluación a la banca europea sean "exhaustivas, rigurosas y transparentes".
Hoy ha estado por España el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem (en la imagen), en un desayuno informativo de Forum Europa en Madrid. Y ha dicho cosas interesantes sobre España.

Por ejemplo, ha asegurado que la situación de España ha mejorado "en gran medida" en el último año, ya que han mejorado sus condiciones financieras, se han hecho progresos en materia de consolidación presupuestaria, han desaparecido desequilibrios macroeconómicos, se ha estabilizado el desempleo, se ha recuperado la confianza y ha vuelto el crecimiento.

Sin embargo, Dijsselbloem recordó que el desempleo en España es "muy alto", sobre todo para los jóvenes, por lo que es necesario más crecimiento, más crédito para las empresas y más reformas en materia laboral, medidas que admitió que por experiencia "no son populares, pero sí necesarias".

Por eso, señaló que en España la prioridad es avanzar en las reformas del mercado laboral, para que sea más dinámico y se modernicen los contratos con el objetivo de reducir las diferencias entre los que están fuera y los que están dentro del mercado de trabajo y lograr que los jóvenes desempleados tengan acceso a formación y empleo.

Por otro parte, y respecto a Europa en general, el presidente del Eurogrupo recalcó que preservar el modelo social requiere reformas en el sistema de pensiones y en la edad de jubilación, y aseguró que, aunque no sea "popular" decirlo, es necesario trabajar "más duro y hasta más tarde".

En este sentido, recalcó que Europa no es ya un continente joven y la gente va a vivir mucho más y en condiciones más saludables durante más tiempo. Dijsselbloem señaló que será necesario pagar más impuestos para seguir contribuyendo en el modelo social europeo y realizando las inversiones necesarias.

Además, Dijsselbloem no cree que sea necesario que se prorrogue el programa para la reestructuración del sistema bancario español acordado por el Gobierno con sus socios europeos, por lo que espera que, aunque se desconoce aún la decisión final sobre el rescate bancario, esta sea "positiva".

Dijsselbloem ha hecho una valoración positiva del programa y ha defendido que ha funcionado "bien", ya que los bancos españoles parten con ventaja gracias a él de cara a los próximos análisis que se realizarán al sector bancario europeo. "No hay por qué seguir con el programa para los bancos españoles en este momento", aseguró.

Por su parte, el ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos -presente en ese mismo desayuno informativo-, ha reclamado que las próximas pruebas de evaluación que realizará el Banco Central Europeo (BCE) a las entidades de la Eurozona sean "ambiciosas, exhaustivas, rigurosas y transparentes" para que ofrezcan un resultado "positivo" como el reciente análisis del sistema bancario.

Guindos
recalcó que la principal tarea que tiene Europa de cara a los próximos meses es sacar adelante la unión bancaria, y uno de los pasos es la asunción por parte del BCE de la supervisión bancaria, antes de lo cual la institución llevará a cabo un análisis exhaustivo de las entidades.

En su opinión, estas pruebas suponen una oportunidad para recuperar la confianza en los bancos europeos, por lo que defendió que el ejercicio debe ser "ambicioso, exhaustivo, riguroso y transparente" y debe garantizar la consistencia entre todos los países.

A este respecto, el ministro de Economía español puso de ejemplo el reciente ejercicio de evaluación de la banca española, que ha tenido "resultados positivos".

Andrés Velázquez
[email protected]