• Es decir, lo que solicitaba Sacyr (GUPC) como sobrecoste.
  • Entonces, ¿por qué tantas pegas a las peticiones de Sacyr
  • Manuel Manrique ha recordado a Quijano los anticipos otorgados a la empresa, algo poco habitual en una obra.
  • El plazo termina el lunes, aunque podrían estirarse las negociaciones.
  • Y eso sí, Manrique no recurrirá a la rumoreada ampliación de capital de Sacyr. Por lo menos, hasta que no se cierre el acuerdo con Panamá.

Ocurrió el martes, cuando el todopoderoso Quijano (en la imagen), de la autoridad del canal de Panamá, retó a Grupo Unidos Por el Canal (GUPC): advirtió que tenía 1.500 millones de dólares para terminar el canal. Era una bravata, dado que el plazo para llegar a un acuerdo vence el próximo lunes 20. Una forma de decirle a Sacyr: cuidado, que si abandonáis las obras tengo el dinero para pagar a vuestro sucesor.

Pero Quijano ha caído en su propia trampa, porque ha cifrado la cantidad ya dispuesta para terminar la ampliación del canal. Ahora bien, su bravata se ha vuelto contra él porque esa cantidad representa 100 millones de más de lo que había solicitado el grupo liderado por Sacyr y que Panamá consideró una petición totalmente fuera de lugar, inaceptable e inaudible.

Entonces, si ese es el dinero previsto, según Quijano, ¿por qué tantas pegas a Sacyr, cuando además nadie ha puesto la menor pega de tipo técnico a la empresa española De hecho, algo inhabitual en este tipo de obras: el Canal estaba tan convencido del proyecto Sacyr que adelantó 700 millones de dólares a GUPC.

Porque, además, si el propio Quijano reconoce el sobrecoste, ¿por qué lanzó una opción de venta que era igualmente temeraria Se podría ofrecer ese dinero al constructor habitual y luego reclamar en un laudo internacional el sobrecoste sobre el acuerdo firmado.

Y ojo, porque el plazo para un acuerdo vence el próximo lunes 20.

En cualquier caso, todo el asunto del canal se ha convertido en el asunto de moda en todo Centroamérica. Poco a poco pierde fuerza el ultranacionalismo panameño y se podría llegar a un acuerdo, sea el lunes o días después.

Lo que sí es cierto es que la rumoreada ampliación de capital de Sacyr no se producirá, al menos hasta que se cierre el caso del canal.

Eulogio López

[email protected]