• Han sometido a Tim Cook, su consejero delegado, a la prueba del banquillo para ponerle a los pies de la opinión pública.
  • El Ceo considera que con los 6.000 euros que pagó de impuesto de sociedades está en paz con Estados Unidos.
  • En España la factura con Hacienda es favorable a la empresa que lidera Tim Cook en cuatro millones de euros.
  • Fuentes de Hacienda afirman que su política en torno a los gigantes tecnológicos va de la mano de la estrategia del comisario europeo de Fiscalidad, Algirdas Šemeta.
  • Este miércoles se ha tratado el tema de la tributación fiscal elusiva en el Consejo Europeo. Se calcula que entre evasiones y elusiones fiscales, el viejo continente deja de ingresar un billón de euros.

Appel, como otros gigantes tecnológicos mundiales, sabe aprovechar las ventajas de la globalización. Mediante la creación de filiales en el extranjero consigue eludir el pago de impuestos en diversos países. Es lo que fuentes del Ministerio de Hacienda califican como una "planificación fiscal agresiva", muy común en algunos sectores, especialmente en el sector tecnológico, que, sin embargo, es legal.

Las autoridades norteamericanas han dado por fin un puñetazo en la mesa y han decidido aplicar la pena de banquillo a Apple, para ponerle al pie de los caballos de la opinión pública estadounidense. El Senado de Estados Unidos acusa a la multinacional de haber creado una intrincada red de filiales fantasmas para eludir tributar por valor de 74.000 millones de dólares. Por ejemplo, tres subsidiarias con sede social en Irlanda, donde Appel, por ser americana, evita pagar apenas impuestos. Pero el vacío legal existente en Estados Unidos propicia que tampoco tenga que tributar en el país de origen de Steve Jobs, lo que se ahorra pagar en Irlanda, ya que la sede fiscal está fuera de sus fronteras.

Tim Cook, consejero delegado de Apple (en la imagen), compareció en el Senado y afirmó, tras prestar juramento, que no usa trucos fiscales ni ha violado la ley utilizando paraísos fiscales como las Islas Caimán, pero ha reconocido que utilizó las filiales para ahorrar impuestos, aunque niega tajantemente que hubiera premeditación alguna en ese sentido cuando las creó. Con cierta soberbia, que sin embargo fue festejada por algunos senadores partidarios de bajar el impuesto de sociedades, manifestó que las cuentas quedan saldadas con los 6.000 millones de euros que tuvo que pagar por este concepto. El tributo, al 35%, es uno de los más altos de la OCDE.

En España, como en otros países de Europa, no se libran de la política fiscal agresiva de las grandes multinacionales, de hecho los líderes de la Unión Europea han tratado el tema este miércoles en el Consejo. La elusión y le evasión fiscal originan pérdidas a las arcas públicas por valor de 1 billón de euros.

Fuentes de Hacienda han manifestado a Hispanidad que aunque no pueden precisar si Apple ha sido objeto de investigaciones en los últimos meses, en el tema de las multinacionales tecnológicas, España, en estos momentos, va de la mano de la estrategia de vigilancia planteada por el comisario de Fiscalidad, Algirdas Šemeta, que aconseja vigilancia en torno a la planificación tributaria de las grandes empresas.

En España, concretamente, Apple, tiene un saldo fiscal a su favor de 4 millones de euros en el ejercicio 2012 según informa el diario Cinco Días.

Sara Olivo

sara[email protected]