• El Patriarca Ibrahim Isaak Sedrak (en la imagen) ha pedido a la Fundación de la Santa Sede 30.000 euros para sostener a familias cristianas cuyos comercios han sido calcinados.
  • Nigeria: motivaciones políticas en el secuestro del decano de los Obispos anglicanos, afirma la prensa.
Ayuda a la Iglesia Necesitada ha iniciado una campaña que busca fondos para la construcción de muros que garanticen la seguridad de los cristianos coptos de Egipto. Como explica en su nota de prensa, esta fundación pontificia no es ajena al dolor que están padeciendo los cristianos en aquel país, a raíz de la inestabilidad política. Los coptos, que durante los regímenes políticos anteriores sufrieron graves discriminaciones, ahora se sienten amenazados por los islamistas radicales. Se calcula que cerca de 80 iglesias y centenares de comercios cristianos han sido quemados o destruidos en diferentes zonas del país.

En la actualidad, ir a misa en alguna iglesia del centro de El Cairo o en la misma Catedral de Alejandría es muy inseguro. Los fieles que acuden sufren agresiones y amenazas continuas.

Por ello, el Patriarca de la Iglesia copto-católica, Ibrahim Isaad Sedrak, ha pedido ayuda económica para la construcción de muros alrededor de las iglesias para mejorar la seguridad de todos los católicos.

Ayuda a la Iglesia Necesitada quiere recaudar 22.500 euros para garantizar de esta manera la seguridad de los fieles que acuden a misa y así mantener viva su esperanza y su fe en estos momentos tan difíciles para Egipto.

De igual manera, el Patriarca Ibrahim Isaak Sedrak ha pedido a la Fundación de la Santa Sede 30.000 euros para sostener a familias cristianas cuyos comercios han sido calcinados y no tienen sustento para alimentar ni pagar la educación de sus hijos.

Por otra parte -sin marcharnos de África- en Nigeria, el secuestro de Mons. Ignatius Kattey, arzobispo anglicano de la diócesis norte del delta del Níger, que tuvo lugar en Port Harcourt, en el sur del país, podría estar vinculado a la crisis política en curso en el Rivers State, según la prensa local, informa Fides. Los medios de comunicación de Nigeria abordan, entre otras cosas, las polémicas desencadenadas por el secuestro del Alto Exponente Anglicano entre el gobernador de Rivers State y las autoridades federales. El arzobispo Kattey, decano de los obispos anglicanos, fue secuestrado junto con su esposa, que más tarde fue puesta en libertad, la tarde del 6 de septiembre.

Insistimos: urgen oraciones por los cristianos perseguidos por razón de su fe en Cristo.

José Ángel Gutiérrez

[email protected]