Sr. Director:
Una vez más, la foto del hemiciclo del Congreso de los Diputados casi vacío, vuelve a la portada de algunos diarios.

En general todos encuentran mal ese absentismo de los señores parlamentarios; pero, si bien se mira, es lógico dado que después votarán lo que mande el partido, independientemente de lo que puedan decir los oradores de la tribuna.

Para estar es su asiento leyendo el periódico, resolviendo sudokus, o durmiendo, es preferible quedarse en el despacho haciendo algo de más provecho. Mientras no se cambie la ley electoral permitiendo listas abiertas y prohibiendo la disciplina de voto, ni serán libres de actuar en conciencia nuestros representantes, ni tendremos verdadera democracia, ni se acabará con el absentismo en el Congreso.

Rut Pardo Collado

[email protected]