Mientras, Rosa Díez (UPyD) insta al PP a ilegalizarles

 

El Rey de España ha recibido hoy a los partidos políticos que han obtenido representación parlamentaria, en su habitual ronda de consultas previa a la constitución de los grupos de la Cámara. La noticia estaba en que el partido Amaiur-Batasuna-ETA ha sido recibido por el monarca. En concreto a su portavoz, Mikel Errekondo, quien le ha pedido al Rey su implicación en la resolución del "conflicto político de Euskal Herria" para lograr una "paz duradera" y le ha pedido su mediación para que la izquierda abertzale cuente con grupo propio en el Congreso.

Vamos, que los batasunos le han pedido ayuda al Monarca para que el País Vasco deje de ser España, incluida Navarra. Mucho nos tememos que a don Juan Carlos I no le habrá hecho mucha gracia semejante escena. De hecho, su cara era un poema. Pero esta escena es culpa, lo hemos dicho muchas veces, del Gobierno Zapatero y de los miembros del Tribunal Constitucional que legalizaron ETA al dictado gubernamental, manchándose las togas: Pascual Sala, Eugenio Gay, Elisa Pérez Vera, Luis Ignacio Ortega, Pablo Pérez Tremps y Adela Asúa.

Luego, los periodistas presentes en Zarzuela le han preguntado a Errekondo que dijera si Amaiur condenaba o no a ETA, a lo que el portavoz ha reiterado una y otra vez que apoyan el Acuerdo de Gernika y solo entienden su actividad "por medios pacíficos y democráticos", sin cabida para "ningún acto violento". Pero condenar a ETA, lo que se dice condenar a ETA, nada de nada. ¿Más pruebas?

Todo esto se producía la misma mañana en que la portavoz de UPyD, Rosa Díez, registraba hoy jueves en el Congreso una iniciativa que insta al Gobierno a emprender la ilegalización de Bildu y de Amaiur al considerar ambas coaliciones son un "fraude de ley" que pretende dar continuidad a formaciones de Batasuna ya ilegalizadas. Según Rosa Díez, esta iniciativa servirá para aclarar la posición del PP que, a su juicio, hasta ahora sólo se ha opuesto a Amaiur "con la boca pequeña" pues no exigió su ilegalización como antes había hecho con Bildu (la primera coalición de la izquierda abertzale con Eusko Alkartasuna y Alternatiba).

Muy interesante. A ver si se atreve ahora el PP a ilegalizar a ETA.

José Ángel Gutiérrez

joseangel@hispanidad.com