Otra muestra de lo generoso que es el Gobierno Sánchez y lo bien que ayuda a las empresas, en particular a las estratégicas: sólo les ha dado 1.381 millones de euros, a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la SEPI… y ojo, porque no son entregas a fondo perdido, sino préstamos que se deben devolver.

Es decir, sólo ha adjudicado el 13,81% del citado fondo, el cual está dotado con 10.000 millones. El último rescate (el de 34 millones que recibirá la tecnológica Airtificial Intelligence Structures) ya ha sido aprobado por el consejo gestor de la SEPI, pero aún debe recibir el visto bueno del Consejo de Ministros. De confirmarse, sería el octavo concedido en 16 meses, pues hay un gran retraso acumulado en la tramitación de expedientes tras la polémica que surgió con el rescate a Plus Ultra.

Airtificial se dedica a la robótica y la inteligencia artificial para el sector del automóvil, la fabricación de componentes y prestación de servicios de ingeniería para el sector aeroespacial, y la ingeniería civil. Además, tiene una gran baza de futuro: los proyectos del tren supersónico Hyperloop

Hasta ahora, la SEPI ha rescatado a: la aerolínea Air Europa (475 millones), las agencias de viajes Ávoris (320 millones), la ingeniería Duro Felguera (120 millones), la aerolínea Plus Ultra (53 millones), la empresa productora de tubos sin soldadura Tubos Reunidos (112,8 millones), la siderúrgica Rugui Steel (25,03 millones) y la cadena hotelera Hotusa (241 millones). En total, 1.347 millones y si se suman los 34 millones que recibirá Airtificial, salen 1.381 millones.

Esta última compañía surgió hace tres años de la fusión de la ingeniería Inypsa y la tecnológica Carbures. Actualmente, esta tecnológica se dedica a la robótica y la inteligencia artificial para el sector del automóvil, la fabricación de componentes y prestación de servicios de ingeniería para el sector aeroespacial, y la ingeniería civil. Además, cuenta con una gran baza de futuro: los proyectos del tren supersónico Hyperloop.

Airtifical tiene como principal accionista a Leonardo Sánchez-Heredero, dueño entre otras inversiones del grupo de servicios funerarios Parcesa, con el 14,751%. Le siguen: la sociedad inversora domiciliada en Luxemburgo denominada BTC-Trea (fruto de la unión de la gestora de capital riesgo Black Toro Capital -BTC- y el fondo Trea), con el 14,102% a través de Ramón González de Betolaza; y el periodista y empresario Ladislao de Arriba Azcona (más conocido como Lalo Azcona y que lidera la consultoría Estudio de Comunicación junto a Benito Berceruelo), con un 10,8%. Conviene recordar que Sánchez-Heredero ya fue socio de Azcona en Tecnocom (de la cual salieron con grandes plusvalías cuando la compró Indra) y también en la ingeniería Inypsa, la cual se fusionó con Carbures para crear Airtificial hace tres años.