• La entidad gana 16,5 millones de euros en 2017, un 36,2% más que hace un año.
  • Ha sido un buen ejercicio: los activos de clientes crecen casi un 40% y los de terceros, más de un 21%.
  • Cuidado con los costes de explotación, que aumentan más de un 7%.
Renta 4 nació hace 32 años como una entidad independiente de servicios de inversión. Al principio, su actividad principal fue la compra/venta de deuda pública, pero poco después, en 1989, se transformó en sociedad de valores y bolsa. En 2012, la entidad que preside Juan Carlos Ureta (en la imagen) comenzó a operar como banco, pero ha mantenido su espíritu de fondo. Y no le está yendo mal, según vemos en las cuentas de 2017 publicadas este lunes. Las comisiones, que siguen siendo una parte esencial de su negocio, aumentaron un 11,3% en 2017, hasta alcanzar los 137,2 millones de euros. Las comisiones pagadas, por su parte, crecieron un 14,6%, hasta los 71,7 millones. De esta manera, las comisiones netas aumentaron un 8% durante el ejercicio y alcanzaron los 65,4 millones de euros. Sin duda, 2017 ha sido un buen año para Renta 4 Banco. Los activos de clientes han crecido un 36,9%, hasta los 10.846 millones de euros, los activos de red de terceros han crecido un 21,3%, hasta los 9.121 millones. Otro dato que destaca es el resultado de operaciones financieras (ROF), que han alcanzado los 7.765 millones de euros después de aumentar un significativo 85,9%. Cuidado con los costes de explotación, que han crecido un 7,3%, hasta los 57,1 millones de euros. El pasado ejercicio también fue bueno en bolsa. La cotización de Renta 4 Banco subió un 15,7% y pasó de los 5,87 euros a los 6,79 euros por título. Pablo Ferrer [email protected]