• El presidente ofrece un pacto pero con dos condiciones "no gastar lo que no tenemos" y cumplir los compromisos europeos.
  • Dice también que "mientras sea presidente, las pensiones no se van a congelar, subirán siempre y todo lo que sea posible".
  • Mantiene la vigencia del Pacto de Toledo, que necesita "un nuevo impulso" pero "no una rectificación" o una "marcha atrás".
  • Eso sí, admite que "no es suficiente y se necesita mucho más: recursos necesarios para mantener el sistema".
  • Insiste en que "la pérdida de empleo y la consiguiente pérdida de recaudación, es lo que ha puesto en peligro las pensiones".
El presidente Rajoy comparece en el Congreso, a petición propia, para debatir sobre el actual sistema de pensiones en un pleno monográfico. Ha tranquilizado a los pensionistas, por un lado, sobre el futuro de sus prestaciones -ha recodado que España es "un referente internacional en protección social"-, pero ha pasado el 'muerto' al debate sobre los Presupuestos para llegar a un acuerdo, aunque depende para su aprobación de Ciudadanos y el PNV. "Los pensionistas han trabajado toda su vida y saben de primera mano lo que es el deber y el tesón", dice Rajoy. Añade que el objetivo "más noble" del Gobierno es atender a las personas y dice que las pensiones son "irrenunciables" para "asegurar una vida digna a los mayores". "El gasto en pensiones es el mayor de las administraciones públicas, no hay partida que se acerque siquiera de lejos. Eso nos obliga a actuar con responsabilidad y a hacerlo sostenible", apunta el presidente del Gobierno. Rajoy recuerda su gestión de la crisis y presume de que las pensiones se mantuvieron y subieron todos los años. Se compromete a que las pensiones "mientras sea presidente del Gobierno no se van a congelar, subirán siempre y todo lo que sea posible". Explica que el objetivo del Pacto de Toledo es hacer las pensiones sostenibles. "La clave es mantener el sistema y mejorarlo. Hacer una política económica que cree empleo", sostiene Rajoy. El gasto en pensiones superó el 40% del presupuesto del Gobierno, según Rajoy. La proyección de futuro del gasto experimenta un aumento exponencial por el desarrollo demográfico. Cifra en 2.000 millones más al mes, el incremento de la nómina de las pensiones de 2011 a 2018. "La entrada de nuevos pensionistas supone un crecimiento anual del 3% de forma automática, sin ninguna decisión política", apunta el jefe del Ejecutivo. Más de 14 millones de personas reciben algún tipo de pensión o subsidio en España, apunta Rajoy. Dice que contamos con "un buen sistema de pensiones", según un informe de la OCDE. La pensión media representa un 73,3% del último salario (veinte puntos porcentuales más que la media de la OCDE). Rajoy cita que España es uno de los países con menos mayores de 65 años en situación de pobreza, en niveles similares a Dinamarca o Suecia. El presidente del Gobierno pide "un mínimo consenso" para adaptarse a los cambios imprescindibles en la sociedad y también considera importante "seguir creando empleo" para mantener las pensiones. Cree que el Pacto de Toledo necesita "un nuevo impulso" pero "no una rectificación", no se debe "dar marcha atrás en ninguna reforma hecha en la democracia", remacha. Rajoy señala que "no es suficiente el Pacto de Toledo, se necesita mucho más, los recursos necesarios para mantener el sistema". Apostilla que los recursos están en el empleo, recuerda que "la pérdida de empleo y la consiguiente pérdida de recaudación, es lo que ha puesto en peligro las pensiones". Destaca que España evitó el rescate país y por eso no se vio obligada a bajar las pensiones como otras naciones. Insiste en que "hemos sido capaces de no congelar las pensiones y las hemos podido subir". Añade que el número de pensiones ha aumentado y que se ha atendido a los pensionistas que ya estaban y a los nuevos. Para sostener el modelo de pensiones a medio plazo, el primer objetivo "que no podemos eludir es la creación de empleo, en un sistema contributivo y de reparto". Para el futuro, Rajoy explica que el factor de sostenibilidad sirve para "poder pagar las pensiones a nuestros hijos" es "hablar de un pacto entre generaciones presentes y futuras". Rajoy defiende que "España es un país justo y que es socialmente más justo lo que es económicamente más eficiente". Insiste en el papel fundamental de la creación de empleo y que las cotizaciones están creciendo por encima de los gastos. El presidente del Gobierno saca pecho por el crecimiento, la creación de empleo y el superávit externo. Dice que los PGE de 2017 han generado confianza y "seguirán cumpliendo su función hasta que se puedan aprobar los nuevos". "Debemos preservar las reformas que tan buenos resultados han dado". Remite la mejora de las pensiones al debate presupuestario y ofrece intentar alcanzar un acuerdo en el marco del debate de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), con dos condiciones "no gastar lo que no tenemos" y "seguir cumpliendo nuestros compromisos europeos". Rajoy plantea una mejora de las pensiones mínimas y de viudedad y reformas en el IRPF para pensionistas y familias. Dice que hay que "perseverar en una agenda de reformas para diversificar la economía y adaptarla a un entorno más competitivo". El presidente del Gobierno confía en "un sistema que ha sobrevivido a la pérdida de tres millones de cotizantes". "Hoy se pagan más pensiones que nunca, más altas y más tiempo, dada la alta esperanza de vida que tenemos en España". Añade que "los españoles pueden estar tranquilos". Rajoy pide que se aparten las pensiones de la lucha partidista. "No es una política de partido, ni de gobierno, es una política de Estado y debe proyectarse mas allá de lo que dure una legislatura para varias generaciones". Pide que no se instrumentalice a los pensionistas en un debate porque ellos "ya lo han dado todo en este país", recoge RTVE. Andrés Velázquez [email protected]