• El tribunal ha asegurado que la norma, en términos generales, respeta la Carta Magna.
  • Según el TC, la Justicia Especial para la Paz (JEP) determinará de qué manera una condena puede ser o no compatible con el ejercicio de funciones políticas.
  • Es decir, que los exguerrilleros que participen en política tendrán que someterse a lo establecido por la justicia transicional.
El Tribunal Constitucional de Colombia ha refrendado el uso de la Justicia Especial para la Paz (JEP), la justicia transicional pactada con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Gobierno, como mecanismo constitucional para juzgar a los exterroristas. Después de varios meses de estudio, el tribunal ha asegurado que la norma, en términos generales, respeta la Carta Magna, según ha informado el diario local 'El Espectador' y recoge El Economista. Uno de los principales puntos que quedan aclarados en la resolución del tribunal está relacionado con la inhabilidad política de aquellos excombatientes que se vean sometidos a un proceso judicial por parte de la JEP. "Es la propia JEP la que determinará las condiciones que deben cumplirse y de qué manera esa condena puede ser o no compatible con el ejercicio de funciones políticas", ha aclarado el presidente del Constitucional, Luis Guillermo Guerrero. La Justicia transicional, junto a la participación política, son el corazón del acuerdo de paz suscrito por el Gobierno y las FARC el pasado 24 de noviembre para acabar con una guerra de más de medio siglo, pero también los principales objetos de crítica del 'uribismo' y sus aliados. El Congreso continúa debatiendo la aprobación de una ley que de luz verde a la JEP. La normativa ha sido apoyada por diferentes comisiones tanto en la Cámara Alta como en la Cámara Baja del país y podría ser sometida a votación esta semana. Los exguerrilleros que participen en política tendrán que someterse a lo establecido por la justicia transicional, mientras que la población deberá entender que el acuerdo con el Gobierno les permite presentarse a cargos públicos. "Los colombianos, mediante el voto, decidiremos si aceptamos sus ideas y propuestas o si las rechazamos. Sin duda será mejor tener a las FARC dando discursos que disparando balas", ha afirmado el presidente Santos. José Ángel Gutiérrez [email protected]