• Dos atentados en dos días, obra del Estado Islámico, siembran el caos y la destrucción.
  • Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas tras el final de la misión militar de la OTAN.
  • Misión militar comandada por EEUU... que cabe calificar como un desastre absoluto.
Hombres armados atacaron una base cerca de una academia militar en Kabul, la capital de Afganistán, dejando al menos once soldados muertos. Un portavoz del Ministerio de Defensa dijo a la BBC que otros 16 soldados afganos resultaron heridos. Según el portavoz, cinco atacantes participaron en el atentado. Cuatro fueron muertos en el enfrentamiento y uno fue arrestado. El ataque fue reivindicado por el autodenominado Estado Islámico (EI), de acuerdo a la agencia noticiosa del grupo militante, Amaq. Pero el atentado se produjo un día después del ataque con bomba más mortal acaecido en Kabul, cuando una ambulancia llena de explosivos mató a 103 personas e hirió a 235, según el ministro del Interior afgano, Wais Ahmad Barmak. Este también fue reivindicado por el Estado Islámico. Y es que Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas tras el final de la misión militar de la OTAN. Misión militar comandada por EEUU que cabe calificar como un desastre absoluto. Andrés Velázquez [email protected]